Siete socios europeos, coordinados por la Universidad de Gante, participarán en este proyecto europeo a través del cual desarrollarán y validarán un dispositivo de diagnóstico rápido, en el centro de asistencia, para identificar personas con alto riesgo de osteoporosis y fractura osteoporótica. El objetivo general del proyecto es el desarrollo, la validación clínica y la preparación para la comercialización de una herramienta de atención puntual para la prevención, detección y tratamiento de las enfermedades óseas.

Como consecuencia del envejecimiento de la sociedad, la osteoporosis (hueso poroso) y sus complicaciones cada vez son más frecuentes, haciendo que la enfermedad ósea sea una prioridad sanitaria en muchas partes del mundo. Este mismo viernes, 20 de octubre, y para concienciar de la importancia de esta enfermedad se conmemora el día mundial de la osteoporosis. En general, la osteoporosis se manifiesta de manera drástica, es decir, a través de la fractura del hueso osteoporótico en la persona afectada. Esto provoca una grave carga para el paciente y un elevado coste sanitario para la sociedad. Actualmente, la osteoporosis es comúnmente conocida como una enfermedad “asesina silenciosa”. Hasta un 20% de los pacientes mueren el primer año después de una fractura de cadera, principalmente debido a condiciones médicas preexistentes. Menos de la mitad de los que sobreviven a la fractura de cadera recuperar su nivel de función anterior. La detección temprana de individuos con riesgo de osteoporosis y el inicio de un tratamiento adecuado antes de las fracturas y las complicaciones produciría una mejora drástica a la situación actual. Hasta ahora se toman pocas o ninguna medida para la prevención o la detección precoz de la osteoporosis, puesto que no hay herramientas simples, suficientemente precisas o sensibles para la detección precoz.

El sistema PoCOsteo utilizará la detección electroquímica y une las tecnologías proteómica, genómica y microfluídica. El test que se podrá hacer en el mismo centro de atención proporcionará los resultados en tiempo real durante la consulta y puede ser realizada por técnicos no calificados, incluso en zonas rurales donde el acceso a los equipamientos es limitado. El diseño limitará la cantidad de reactivos costosos y muestras de sangre necesarias para las pruebas, de forma que no sólo reduce el coste de cada prueba, que es de gran importancia sino que también se reduce el dolor y la incomodidad del paciente.

El proyecto tendrá el apoyo y el asesoramiento de la IOF, la Fundación Internacional de Osteoporosis, que es la principal alianza mundial de sociedades de pacientes, organizaciones de investigación, profesionales sanitarios y empresas internacionales que trabajan para #promover la salud muscular y ósea.

Durante los próximos cuatro años, PoCOsteo lo impulsarán socios industriales, académicos y clínicos que aportarán su experiencia al proyecto. Coordinados por la Universidad de Gante participarán siete socios europeos más, entre los cuales hay la Universitat Rovira i Virgili, a través del grupo de investigación Inerfibio, liderado por la investigadora Ciara O’Sullivan.

El proyecto cuenta con el apoyo del Programa Marco Horizonte 2020 de la Unión Europea para el liderazgo industrial en nanotecnologías, materiales avanzados, biotecnología y fabricación y procesamiento avanzados.

Imagen: Como consecuencia del envejecimiento de la sociedad, la osteoporosis y sus complicaciones cada vez son más frecuentes. Foto: German Tenorio.

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

Interview with Dámaso Molero, general m...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero: “There are great opportunities in Latin America for ...

CIC bioGUNE y OWL Metabolomics participa...

by CRB Inverbío SA SGECR

El objetivo del proyecto LITMUS es optimizar y validar las pruebas de ...

Photos Stream