Partir de un descubrimiento científico sólido y disponer de una patente fuerte son claves para captar financiación en proyectos de innovación en salud, según la visión de los tres emprendedores que participaron en el 3r webinar de la serie organizada por ITEMAS el pasado 1 de julio y que versó sobre “Experiencias de fundraising en proyecto ITEMAS”. Andreu Climent, CEO y co-fundador de Corify Care; Judit Cubedo, CEO y fundadora de GlyCardial Diagnostics; y María Eugenia Zarabozo, CFO y co-fundadora de AptaTargets, también destacaron que es esencial conocer el mercado y contar con un gran equipo para llamar la atención de los inversores.

El webinar fue moderado por Beatriz Pérez, Innovation Manager del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Gregorio Marañón, y David Arbelo, Responsable de Proyectos de la Fundación Parque Científico de Madrid. Os presentamos los principales mensajes dados por los tres emprendedores a raíz de su experiencia en la búsqueda de financiación:

Andreu Climent, CORIFY CARE

Corify Care empezó su actividad en 2019 con un capital inicial de 300.000€ obtenido de una Family Office local y poco después captó financiación de EIT Health por un importe de 750.000€ que le permitió seguir con el desarrollo de su tecnología a través del proyecto AFFINE. Actualmente cuenta con un capital de 1,5 millones y un equipo de seis personas, después de conseguir una ayuda del CTDI. Esta spin-off surgida del Hospital Gregorio Marañón y la Universitat Politècnica de València, desarrolla una tecnología que permite mejorar la eficacia y el tratamiento de la fibrilación auricular de forma no invasiva. Actualmente tiene abierta una nueva ronda de inversión, pues, como asegura Andreu, “para llegar al mercado hace falta mucho más dinero”. La inversión privada es clave y no sólo desde el punto de vista económico: “los inversores pueden aportar mucho a la compañía desde su experiencia, te marcarán las debilidades de tu proyecto, por lo que es imprescindible hablar con ellos cuanto antes”. Las ayudas públicas suelen ser préstamos o cofinanciaciones, por lo que igualmente “necesitas inversión privada”. Climent destaca que han podido tirar adelante “gracias a Caixa Impulse, EIT Health y GENESIS Biomed, que nos han ayudado durante todo el trayecto”.

Es fundamental trabajar una buena patente que proteja el proyecto del emprendedor. El hecho de que su tecnología resuelva una necesidad médica no cubierta ha sido fundamental para atraer inversión privada. También que el producto abarque un mercado amplio, lo que “garantizará su rentabilidad”. Y, sobre todo, tener los hitos de valor claros y conseguir fondos para llegar a cada hito. “Estamos convencidos -dice Andreu- de que vamos a conseguir el éxito, aunque llegará en 10 años. Estamos empezando el camino.”

Judit Cubedo, GLYCARDIAL

GlyCardial Diagnostics, spin-off del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y el CSIC, se constituyó en 2017 con una inversión de 2,4 millones de Caixa Capital Risc y Health Equity. La compañía, que desarrolla un dispositivo para diagnosticar isquemia cardiaca en sangre a través de un biomarcador, levantó al año siguiente 2,6 millones de financiación pública (SME Instrument, EIT Health y otras ayudas). Actualmente se encuentra en la fase de validación clínica de su solución.

Cubedo explica que no hay una estrategia definida en la búsqueda de inversión sino que “llamas a todas las puertas porque necesitas mucho dinero”. Remarca que “tener un proyecto científico sólido” fue determinante para conseguir la elevada inversión inicial, y también el hecho de que su solución atendiese una necesidad médica no cubierta. También reconoce que los proyectos centrados en diagnóstico tienen más dificultades para conseguir financiación que las terapias, “una tendencia que debería cambiar si queremos ir hacia un sistema sanitario basado en prevención de las enfermedades, no en su tratamiento”. Para Cubedo es esencial que los inversores estén especializados en salud y también tener un buen asesoramiento empresarial desde el principio. Sobre este punto destaca el apoyo recibido por GENESIS Biomed, “que fue clave para ayudarnos a tomar decisiones”. Al igual que Andreu Climent, Cubedo también destaca que es imprescindible “contar con una patente buena.”

María Eugenia Zarabozo, APTATARGETS

Fundada en 2014 con una inversión de 200.000€ durante el primer año. AptaTargets es una compañía biofarmacéutica enfocada en desarrollar aplicaciones terapeuticas basadas en aptámeros. Tiene su origen tecnológico en la plataforma de aptámeros de Aptus Biotech y el IRYCIS (Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria), con la colaboración de la UIN (Unidad de Investigación Neurovascular, UCM). Han desarrollado ApTOLL, un candidato terapeutico para el tratamiento del Ictus. En 2017, cerró una ronda de inversión liderada por Caixa Capital Risc y con la participación de la Sociedad de Capital Riesgo Inveready, cuyo fin era ensayar la molécula en pacientes. Actualmente, AptaTargets ha completado con éxito su primer ensayo clínico en humanos (fase 1a en voluntarios sanos) y en el próximo mes de septiembre tiene previsto poder iniciar ensayo clínico de fase 1b/2 y generar los primeros datos de eficacia en pacientes agudos de ictus.

María Eugenia Zarabozo coincide con los otros dos emprendedores en que la búsqueda de financiación es continua y en la importancia de “los compañeros de viaje”. Destaca la necesidad de que los inversores sean especialistas en el sector: “Tuvimos mucha suerte con Caixa Capital Risc e Inveready, contar con su experiencia y conocimiento ha sido fundamental”. A corto plazo tienen como objetivo cerrar una nueva ronda de inversión y formalizar acuerdos de colaboración con compañías farmacéuticas, “cuando la compañía haya avanzado en el desarrollo clínico del ApTOLL y cuente con resultados preliminares en pacientes”.

Covid-19: un impacto amortiguado

Tanto Climent, como Cubedo y Zarabozo coinciden en que la pandemia de Covid-19 no les ha afectado de forma dramática. En el caso de AptaTargets, “ha sido positivo poder meternos en casa para cumplir varios deadlines. Además, la crisis ha abierto nuevas vías de financiación pública”. Judit Cubedo destaca que “aunque la crisis nos tocó en un momento crítico -el estudio clínico se paralizó- hemos visto que sigue existiendo interés por parte de los inversores. Incluso las rondas que se cierran ahora son más altas para asegurar la viabilidad de los proyectos”. Coincide con este punto de vista Andreu Climent: “una vez pasada la fase dura, hemos notado mucho interés de los inversores.”

Próximo webinar: “Impacto de la Covid-19 en la inversión privada y corporativa”

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Investigadores del CSIC trabajan en un s...

by CSIC - Centro Superior de Investigaciones Científicas

El dispositivo utilizará biomoléculas que imitan la superficie de la...

Diapositiva de Fotos