Cuántas veces hemos ido al médico y nos ha dicho que no encuentra nuestro informe o que se han perdido los resultados de un análisis de sangre... Y, ¿por qué no podemos guardar nosotros mismos la documentación que poseen los médicos sobre nuestra propio estado de salud?

La informatización del sistema de salud ha mejorado mucho durante los últimos años pero el camino a recorrer todavía es muy largo, sobre todo en los casos en que participan diversas entidades y facultativos (centros de asistencia primaria, hospitales, mutuas, médicos privados).

También está por abrir el debate sobre los derechos de los ciudadanos al acceso a toda la información disponible sobre su salud.

Poner en el mercado soluciones a estos temas de interés para el sector sanitario y la sociedad en general es la actividad de una empresa surgida de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC): Clinical Document Engineering (CDE). Para ser más exactos, CDE se constituyó en mayo del 2015 como spin-off de MediaTG Platforms, una empresa surgida a su vez de la UPC, como detalla Jaime Delgado Mercé, catedrático en el departamento de Arquitectura de Computadores de la UPC y director ejecutivo de MediaTG Platforms (creada en colaboración de la profesora Silvia Llorente Viejo) y de CDE.

A parte de la experiencia que podemos tener como usuarios/pacientes, el problema que pretende abordar esta spin-off de la UPC es social y económicamente importante. Los datos presentados por CDE en el ForumCIS celebrado en la sede de la UOC en Barcelona el 19 de mayo indican que la falta de sistemas efectivos de gestión de datos médicos provocan en España la repetición innecesaria del 25% de las pruebas médicas y más de 40 millones de euros en gastos por la reimpresión de documentos.

La idea de crear CDE surgió de tres profesionales que trabajan desde hace años en apartados clave en la solución de este tipo de retos. Por una parte, el profesor Delgado dirige el grupo de investigación DMAG (Distributed Multimedia Applications Group) de la UPC y conoce desde el entorno universitario los trabajos internacionales en la estandarizar de sistemas para compartir y distribuir documentación.

Martí Pàmies Solà, por su parte, es ingeniero informático y ha dedicado gran parte de su carrera profesional a diseñar y construir sistemas de información de salud, desde un rol inicial de programador, hasta el liderazgo y dirección de equipos multidisciplinares de desarrollo.

El tercero de los socios fundadores de CDE es Josep Vilalta Marzo, experto en estándares de modelos de información, metodologías de desarrollo de software y estándares de calidad en sistemas de información de salud. Vilalta es consultor independiente desde 1990 y director de Vico Open Modeling desde el 2004.

“El trabajo que desarrollamos en el grupo DMAG y la spin-off MediaTG Platforms se centraba en la gestión y el acceso seguro a contenidos multimedia –audio y vídeo– y la creación de estándares, pero nuestra tecnología era generalizable y empezamos a trabajar en cuestiones médicas hasta que vimos la oportunidad de crear una empresa especializada en este sector”, recuerda Jaime Delgado.

La propuesta de CDE se centra en mejorar el acceso a los documentos clínicos, y su primer producto en el mercado es OpenCDE, un sistema ayuda a compartir de forma estructura y segura la información clínica entre organizaciones de salud, pacientes y profesionales debidamente autorizados; todo ello utilizando el estándar reconocido internacionalmente HL7 CDA.

El profesor Jaime Delgado destaca que “OpenCDE permite garantizar que los documentos se conservan tal como se han generado en el proceso médico/clínico –muy importante ante posibles pleitos legales–; además hace más fácil el intercambio información de forma segura entre diversos centros, y permite también el acceso a la información desde cualquier punto –a través de una web o una aplicación para dispositivos móviles– y las búsquedas sofisticadas de información, más allá de la que se puede localizar con una lectura secuencial del contenido”.

CDE empezó a comercializar su servicio OpenCDE para uso de médicos y personal sanitario en hospitales y servicios especializados como el centro Salud de la Mujer Dexeus. Ahora, además, esta empresa surgida de la UPC trabaja también en nuevos servicios que hagan posible que los propios pacientes tengan acceso y pueden gestionar toda la información clínica que existe sobre ellos. Una de las iniciativas que facilitaría este avance sería el sistema nacido en EE.UU. con el nombre de Blue Button, una aplicación informática que facilita que una persona pueda disponer de su información médica al instante simplemente pulsando un botón azul en su teléfono móvil, por ejemplo.

Abrirse camino en este sector es complejo, reconoce Jaime Delgado, pero los responsables de CDE están convencidos de que sus propuestas son innovadoras y necesarias en una sociedad en la que la información y la salud son ejes esenciales del desarrollo y el bienestar de las personas.

Por Joaquim Elcacho / La Vanguardia

Fuente: La Vanguardia

http://www.lavanguardia.es
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Santiago Ramón y Cajal: 'En la lucha c...

by Universidad de Zaragoza

El catedrático de Anatomía Patológica de la Universidad Autónoma d...

Diapositiva de Fotos