El glioma, un tumor que nace en las células gliales —auxiliares de las neuronas—, conlleva una tasa de supervivencia que en el 85 % de los pacientes no supera los dos años. Ahora, una investigación liderada por el catedrático de la UB Manel Esteller, director del Instituto de Investigación Josep Carreras e investigador ICREA, ha descubierto una lesión epigenética que permite identificar el 15 % restante de casos de glioma en que la supervivencia de los pacientes es más larga. El artículo ha sido publicado en la revista Acta Neuropathologica.

«Iniciamos el estudio buscando genes con funciones reguladoras de la expresión del genoma que perdieran su actividad en cáncer. Identificamos uno en particular —llamado NSUN5— del que apenas se sabía nada», explica Esteller. De entrada, lo más remarcable fue constatar que la alteración del gen era casi exclusiva de los tumores cerebrales.

Según explica el experto, se investigó el gen en células de laboratorio y en modelos experimentales, pero cuando analizaron el impacto en pacientes con glioma fue cuando se dieron cuenta de la importancia del hallazgo: «La lesión epigenética de NSUN5 predecía de forma independiente a otros biomarcadores este porcentaje minoritario de pacientes a los que les irá bien».

Esteller remarca que el resultado es sorprendente, porque la mayoría de veces se descubren factores que indican tumores con mal pronóstico. Desde el punto de vista mecánico, parece que, por selección evolutiva, un tumor cerebral que está a punto de extinguirse acaba originando la alteración de NSUN5, que «lo enquista», como si estuviera parado en el tiempo. Por dicha razón, este cáncer progresa menos y la supervivencia se alarga.

Factores del microambiente que rodean el glioma, como la falta de oxígeno y la falta de nutrientes locales, contribuyen a inducir esta inactivación de NSUN5, que permite, al mismo tiempo, que el tumor no muera, pero que crezca tan poco que el paciente muestre un buen pronóstico. «Por tanto —concreta Esteller—, ahora tenemos un marcador que predice este 15 % de casos con buen curso clínico, pero sería excepcional poder convertir el 85 % de casos restantes en pacientes en los que,"tocando" el gen NSUN5, hubiera también una larga supervivencia». «Aún no sabemos cómo hacerlo, pero merece ser investigado atentamente», concluye el director del Instituto de Investigación de Recerca Josep Carreras.

Referencia del artículo:
Janin, M.; Ortiz-Barahona, V., et al. «Epigenetic loss of RNA methyltransferase NSUN5 in glioma targets ribosomes to drive a stress adaptive translational program». Acta Neuropathologica, agosto de 2019. Doi: 10.1007/s00401-019-02062-4

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Demuestran que no todo el colesterol bue...

by IMIM - Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques

El trabajo demuestra que las personas que presentan partículas de HDL...

Diapositiva de Fotos