La UGC de Medicina Interna del hospital es el único equipo español que participa en un estudio multicéntrico europeo que va a iniciar su fase de intervención clínica

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) participan en el desarrollo de una plataforma tecnológica para mejorar el empoderamiento y prevenir las complicaciones cardiovasculares de pacientes diabéticos. Concretamente, la Unidad de Lípidos y Arteriosclerosis, perteneciente a la UGC de Medicina Interna del complejo sanitario, que forma parte del CIBER de Obesidad y Nutrición del Instituto de Salud Carlos III, es el único equipo español que participa en el desarrollo de este estudio multicéntrico denominado POWER2DM.

El objetivo final de este proyecto es dar un soporte tecnológico intuitivo y manejable para que el paciente diabético, sus familiares y su médico, a través de una aplicación móvil y varios sensores biométricos, puedan acceder de forma inmediata a un sistema que proporcione un apoyo en la toma de decisiones sobre el control de esta enfermedad crónica y de los factores de riesgo cardiovasculares asociados, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y el pronóstico del paciente.

El estudio, de concesión europea, tiene como fin que la persona con diabetes tome parte en el control de su enfermedad. En esta línea, el investigador principal, Javier Delgado, señala que “hasta ahora el paciente se siente muy inseguro sobre si tiene adecuadamente controlada su enfermedad, y desconoce realmente si está actuando correctamente”. Con este sistema se pretende que el paciente pueda recibir información que le ayude a poner en marcha determinadas herramientas de autogestión necesarias para facilitar el control de su enfermedad: dieta, adecuar el ejercicio físico en determinadas situaciones, proponerse ‘retos saludables’ y reconocer datos de alarma para pedir una consulta al médico, por citar algún ejemplo.

Por otra parte, y de forma paralela, “el sistema recoge toda información en tiempo real de varios sensores, incluyendo la glucosa, y realiza informes y recomendaciones de un determinado periodo de tiempo que pueden ser consultados por el médico en su siguiente visita”. Por último, Delgado destaca la importancia que está teniendo para el desarrollo del proyecto la participación de la Asociación de Diabéticos de Córdoba (ADICOR) y la Federacion española de Diabetes (FEDE), “quienes desde el principio han apoyado y colaborado en la puesta en marcha del mismo y actúan asimismo como asesores en el desarrollo de la aplicación móvil”.

Fases

La fase clínica del estudio, en el que participan tres centros (Hospital Reina Sofía, Leiden University Medical Center de Holanda y el Institute Of Diabetes Karlsburg de Alemania) se divide en dos fases. La primera de las etapas comenzó en enero y ha finalizado una vez que los centros participantes han incorporado a un total de 60 pacientes (20 cada centro), de los cuales 30 presentan diabetes tipo I y los otros 30 son pacientes con diabetes tipo II, cuyo objetivo ha sido sentar las bases para fabricar las plataformas informáticas (para el médico y para el enfermo).

La segunda fase comenzará a finales de este año, una vez verificado el funcionamiento de las distintas plataformas tecnológicas y en ella se estima reclutar a otros 240 pacientes en total de entre 20 y 70 años. Esta parte consistirá en finalizar el desarrollo y en probar la aplicación móvil y los programas de ordenador asociados, por lo que será una etapa más duradera (9 meses con 4 visitas) en la que se evaluarán las diferentes variables clínicas y funcionales, a partir de la información que vaya proporcionando el paciente en su aplicación sobre su dieta, ejercicio, toma correcta de la medicación y la información que aporten los distintos sensores utilizados (medidor continuo de glucosa y medidor de ejercicio físico, stress y sueño). Además, el sistema le propondrá a los enfermos varios ‘retos saludables’ entre los que el paciente podrá decidir aquellos que esté interesado en afrontar. Todos estos datos serán tratados de una doble forma: por una parte, se realizará una salida de información junto a recomendaciones de estilo de vida para el paciente, y por otra, se procesarán los datos clínicos para que el médico pueda recibir información de apoyo para mejorar el control de cada paciente de forma personalizada.

Los profesionales de la unidad de gestión clínica de Medicina Interna del hospital han presentado este proyecto en el último Congreso Nacional de la Sociedad Española de Arteriosclerosis, donde han recibido el Premio a la Mejor Comunicación por su calidad científica. Concretamente, la nutricionista Isabel Pérez ha sido la autora principal de la comunicación premiada, en la que también han participado los especialistas de la unidad de Medicina Interna del hospital e investigadores del instituto Francisco Gómez Delgado, Juan Francisco Díaz, José David Peña, Rosa Lucena, Pablo Martínez, José López Miranda y Javier Delgado Lista.

La Unidad ha habilitado para este proyecto un correo electrónico específico, pacientes.power2dm@imibic.org, al que las personas interesadas en participar en el estudio pueden escribir para recibir más información.

Fuente: Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC)

http://www.imibic.org/blog/?p=3048
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Un estudio del VHIR identifica dos nuevo...

by Vall d’Hebron

Un estudio liderado por el grupo de Investigación Biomédica en Célu...

Diapositiva de Fotos