Nuevos resultados del grupo de CIBERDEM que lidera Ángela Mª Martínez Valverde en el Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols han revelado que la proteína tirosina fosfatasa 1B (PTP1B) podría jugar un papel clave en el eje intestino-hígado en ratones con esteatohepatitis no alcohólica (NASH). El estudio ha identificado un papel protector de la deficiencia de PTP1B frente al cambio en el microbioma intestinal durante la NASH acompañado con una menor permeabilidad de la barrera intestinal.

Este trabajo, publicado este mes en Molecular Metabolism, describe que en la esteatohepatitis no alcohólica se producen una serie de cambios en la microbiota intestinal y en los niveles de los ácidos biliares y del péptido GLP-1 en suero. “Estudiamos las características intestinales y la permeabilidad de la barrera en ratones de genotipo salvaje y deficientes en la enzima PTP1B alimentados con una dieta estándar o deficiente en colina y metionina durante 4 semanas como modelo experimental de NASH” explica la investigadora del CIBERDEM Ángela M. Valverde. “En el estudio se observó que, a pesar del fenotipo proinflamatorio de los ratones con deficiencia global de PTP1B, estos ratones estaban parcialmente protegidos contra las alteraciones en la microbiota intestinal durante la NASH y presentaban una mejor integridad de la barrera intestinal y, por tanto, menos permeabilidad bajo esta condición patológica” apunta la investigadora. Estudios realizados en organoides de intestino han puesto en evidencia que la inhibición de PTP1B induce un aumento en la secreción de GLP-1 lo que podría contribuir a la protección intestinal observada en el modelo in vivo.

Esta investigación ha sido co-liderada por José Mª Carrascosa en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y han participado, asimismo, investigadores del CIBEREHD del grupo que lidera Rafael Bañares Cañizares en el Hospital Gregorio Marañón. “La esteatohepatitis no alcohólica se caracteriza por un componente proinflamatorio robusto tanto a nivel hepático como sistémico, junto con un microbioma intestinal específico de la enfermedad” exponen los investigadores. El trabajo explica asimismo cómo PTP1B desempeña un papel distinto en las células inmunes y no inmunes. En estas últimas, la proteína inhibe las cascadas de señalización proinflamatorias de manera que en el contexto del intestino su deficiencia desencadena la secreción de GLP-1 por las células enteroendocrinas.

Angela Mª Martínez Valverde concluye que “estudiar en mayor profundidad los mecanismos responsables de la mejora del fenotipo en los ratones deficientes de PTP1B con esta patología del hígado podría ayudarnos a determinar su posible valor terapéutico”.

Artículo de referencia

Carmen Rubio, Marta Puerto, Juan J. García-Rodríguez, Van B. Lu, Irma García-Martínez, Rosa Alén, Patricia Sanmartín-Salinas, M. Val Toledo Lobo, Jorge Saiz, Javier Rupérez, Coral Barbas, Luis Menchén, Fiona M. Gribble, Frank Reimann, Luis G. Guijarro, Jose M. Carrascosa, Ángela M. Valverde. Impact of global PTP1B deficiency on the gut barrier permeability during NASH in mice. https://doi.org/10.1016/j.molmet.2020.01.018

Fuente: CIBERDEM - Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas

https://www.ciberdem.org/noticias/estudian-el-papel-protector-de-la-proteina-ptp1b-en-ratones-con-esteatohepatitis-no-alcoholica
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Advierten de riesgos evitables en ancian...

by Agencia Sinc

Expertos del Centro de Farmacovigilancia de Castilla y León, ubicado ...

Diapositiva de Fotos