Un estudio liderado por la doctora Rosanna Paciucci, investigadora principal del grupo de Investigación Biomédica en Urología del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR), señala a la proteína a PTOV1 como una nueva potencial diana terapéutica para los pacientes con cáncer de próstata agresivo y abre una puerta a la medicina personalizada. En el Cáncer de Próstata Resistente a Castración (CRPC), la expresión de esta proteína induce resistencia a uno de los fármacos más utilizados en este tipo de cáncer, el Docetaxel.

Este medicamento es muy utilizado y efectivo en pacientes con tumores resistentes a la castración. Sin embargo, en muchos casos los pacientes desarrollan un cáncer muy agresivo resistente a este fármaco. Hasta ahora el mecanismo por el cual se origina esta resistencia no estaba claro, pero el grupo de la Dra. Paciucci ha identificado en un trabajo publicado en la revista Oncotarget la proteína PTOV1 como responsable de la activación de genes que dan resistencia a esta droga y que confieren un fenotipo agresivo a células de este tipo de cáncer.

Los investigadores del VHIR han observado que los niveles de la proteína PTOV1 son especialmente altos en líneas celulares derivadas de cáncer de próstata resistentes a castración, así como en tumores metastásicos. Por el contrario, células de tumores no metastásicos presentan unos niveles de PTOV1 más bajos. Así mismo, han demostrado que esta proteína es necesaria para la supervivencia y proliferación de estas células.

Para demostrar el papel de PTOV1 en la resistencia a Docetaxel, incrementaron los niveles de esta proteína en células de cáncer de próstata y analizaron su respuesta frente al medicamento. El grupo de la Dra. Paciucci observó que un aumento de los niveles de PTOV1 protegía a las células de la toxicidad de la droga. Por el contrario, no observaron ningún efecto frente a un medicamento de segunda generación similar, Cabazitaxel, lo que demuestra la especificidad de PTOV1. Mecanísticamente, determinaron que un incremento de PTOV1 provocaba un aumento de los niveles de otras proteínas implicadas en el proceso, como por ejemplo ABCB1, una proteína de la membrana celular que confiere resistencia frente a diversas drogas ya que se encarga de expulsar sustancias extrañas de la célula. “Es interesante remarcar que ABCB1 expulsa más específicamente Docetaxel, no Cabazitaxel, lo cual la relaciona directamente con PTOV1 y la resistencia a Docetaxel”, afirma la Dra. Rosanna Paciucci

Además, demostraron que la participación de PTOV1 en la resistencia a la droga está asociado con la adquisición de la habilidad de auto-renovación de las células de cáncer de próstata, es decir de generar células iguales a ella. Esta habilidad es propia de las células madre tumorales, y se ha sugerido como la causa de la metástasis y las recaídas.

Finalmente, el grupo analizó los niveles de PTOV1 y otros genes en bases de datos de tumores de pacientes que nunca han sido tratados. Observaron mayores niveles de PTOV1 en aquellos pacientes que habían desarrollado un cáncer de próstata metastásico. Además, los niveles de esta proteína se correlacionaban con los niveles de otras proteínas implicadas en el desarrollo de metástasis.

“Una de las implicaciones de los resultados de este estudio es que nos acerca a la medicina personalizada. Si la biopsia de un paciente con cáncer de próstata agresivo y/o con metástasis presenta altos niveles de PTOV1, es muy probable que desarrolle resistencia a Docetaxel, por lo que se puede prevenir esta resistencia utilizando otra droga, por ejemplo Cabazitaxel”, concluye la Dra. Paciucci.

La proteína PTOV1 (Prostate-Tumor-Overexpressed-1)

PTOV1 (Prostate-Tumor-Overexpressed-1) fue identificada por primera vez por este mismo grupo en el año 2001 y está altamente expresada en cáncer de próstata, confirmándose como un marcador de este tipo de cáncer, siendo sus niveles especialmente altos en los tumores más agresivos. Además también se expresa en otros cánceres como por ejemplo en los de mama, vejiga, ovario, laringe e hígado, en los que también es marcador de los tumores más agresivos.

Cáncer de próstata resistente a castración (CRPC)

En los países occidentales, el cáncer de próstata es la tercera causa de muerte por cáncer, tras el de pulmón y el de colon. El tratamiento más común es la cirugía, pero en casos de pacientes con metástasis la cirugía no es indicada. Estos pacientes se someten a un tratamiento de supresión androgénica, muy eficaz al principio. Pero muy frecuentemente se desarrolla un cáncer de próstata resistente a castración (CRPC), que suele presentar metástasis y continúa creciendo aunque los niveles de testosterona en el cuerpo sean muy bajos. Se administra entonces quimioterapia, generalmente Docetaxel. Sin embargo, muchos pacientes tratados con este medicamento desarrollan un cáncer resistente muy agresivo.

Actualmente se tiende a administrar una terapia combinada de Docetaxel y supresión androgénica desde el primer momento. Y aunque esta combinación tiene mejores resultados, recientemente también se ha empezado a observar algunos casos de resistencia. Por este motivo, es interesante la investigación hacia una medicina personalizada que permita predecir si un determinado paciente generará resistencia y qué tratamiento es el más indicado en su caso.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Demuestran el efecto antitumoral de extr...

by Fundación Andaluza para la Divulgación de la Innovación y el Conocimiento

Investigadores del grupo de Inmunología Tumoral de la Universidad de ...

Diapositiva de Fotos