La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha hecho públicas unas nuevas ayudas destinadas al desarrollo de la investigación contra el cáncer. En este caso se trata de los Proyectos LAB 2020 y entre ellos se encuentra uno dirigido por el Dr. Joaquín Mateo, investigador principal del Grupo de Investigación Traslacional en Cáncer de Próstata del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO).

El proyecto seleccionado se centrará en estudiar los cambios que los tratamientos hormonales producen en la biología de los tumores de próstata para encontrar nuevas susceptibilidades que permitan desarrollar combinaciones de fármacos más efectivas. “El cáncer de próstata es un tumor con una gran heterogeneidad, estudiar su perfil molecular nos ayudará a diseñar estrategias más personalizadas. Conocer como el tumor evoluciona y cambia al dar un tratamiento hormonal nos puede ofrecer información de gran valor en este diseño”, comenta el Dr. Joaquín Mateo.

El cáncer de próstata es uno de los tumores más comunes. Uno de cada nueve hombres desarrollará este tipo de tumor a lo largo de su vida. En el año 2018, en España se diagnosticaron más de 30.000 nuevos casos, con una tasa de incidencia de 139 casos por cada 100.000 hombres. La mayoría de estos tumores son curables pero un pequeño porcentaje desarrollan metástasis, colonizando otros órganos, y requieren de tratamientos con quimioterapias o nuevos fármacos dirigidos. El Dr. Joaquín Mateo explica que “estos fármacos suelen atacar la producción de hormonas masculinas, ya que son la fuente de alimentación del tumor, aunque en los últimos años empezamos a desarrollar nuevos fármacos que atacan otras debilidades del tumor en función de sus perfiles genéticos”.

El papel de los inhibidores de PARPAlgunas de las mutaciones más comunes que se producen tras la administración de tratamiento hormonal en el tumor de próstata están relacionadas con los mecanismos de reparación del daño sufrido cuando se administra radiación u otros fármacos. El Dr. Joaquín Mateo apunta que entre un 20 y un 25% de los tumores de próstata avanzados tienen alguna de estas mutaciones. “Estas hacen que el cáncer sea más agresivo, pero también que estos pacientes respondan mejor a los inhibidores de PARP, que actúan directamente sobre los mecanismos de reparación del ADN”.

También se ha visto que el bloqueo de los andrógenos, el tratamiento hormonal más habitual en los pacientes de cáncer de próstata, ralentiza los mecanismos de reparación del daño. Esto hace que algunos tumores que no tienen mutaciones se acaben comportando de una forma similar. “Pensamos que estos pacientes también podrían beneficiarse de la administración de tratamientos inhibidores de PARP”, añade el Dr. Mateo. “Buscaremos, en definitiva, entender cómo cambia el tratamiento hormonal las células tumorales y ver cuáles de estos cambios hacen que sean más sensibles a los inhibidores de PARP”.

Estudio retrospectivoPara poder llevar a cabo esta investigación, el Dr. Joaquín Mateo y su equipo analizarán las biopsias obtenidas de los pacientes que han participado en dos ensayos clínicos, en los cuales se evaluaba el tratamiento hormonal con y sin inhibidores de PARP en pacientes de cáncer de próstata avanzado. Este proyecto se realizará en colaboración con los equipos de Urología y Oncología del Hospital Universitario Vall d’Hebron, así como con el Dr. Amado Zurita, médico e investigador del MD Anderson Cancer Center de Houston (Estados Unidos), que lideró uno de los ensayos. El segundo ensayo clínico está liderado por el Dr. Mateo y se está realizando en la actualidad en varios centros de España. Se cuenta para ello con biopsias recogidas antes de iniciar los tratamientos, durante los mismos y una vez la enfermedad se volvió resistente. “De esta forma podremos estudiar los cambios que se fueron produciendo”, añade el Dr. Joaquín Mateo. “En resumen, pretendemos aprovechar recursos existentes, biopsias que se recogieron de pacientes participantes en ensayos clínicos, para obtener nuevas respuestas de cómo un tumor se vuelve sensible o resistente a nuevos fármacos”. En paralelo al análisis de estas biopsias, parte de las muestras se utilizará para intentar generar modelos experimentales de laboratorio que permitan probar nuevas combinaciones de fármacos en el laboratorio y ver cuál es su efecto sobre la evolución del tumor.

El Dr. Joaquín Mateo expresa su agradecimiento por esta ayuda recibida: “Este apoyo de la AECC supone mucho más que una financiación. Es un espaldarazo muy importante a una manera de acercarse a la investigación de forma traslacional, integrando el laboratorio y los ensayos clínicos para maximizar el beneficio para los pacientes. En mi nombre y en nombre de todo el VHIO, muchas gracias por confiar en nosotros, trabajaremos duro para conseguir los máximos beneficios para los pacientes con esta generosa beca”.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

REAP: nueva estrategia en el tratamiento...

by Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares

El CiQUS de la USC participa en REAP, un ambicioso proyecto europeo qu...

Diapositiva de Fotos