La médula ósea contiene células madre con capacidad para generar los diferentes tipos celulares de la sangre. Por esta razón, los trasplantes de médula ósea representan una opción terapéutica positiva para múltiples enfermedades que afectan a la sangre, como diversas hemoglobinopatías, inmunodeficiencias o ciertos tipos de cáncer.

El objetivo de los trasplantes de médula ósea es proporcionar células madre que regeneren en el paciente una población sana de células sanguíneas. Sin embargo, no siempre ocurre así, y algunos pacientes experimentan problemas de salud relacionados con el trasplante, como por ejemplo, rechazos del trasplante, problemas cardiacos, respuestas inmunitarias alteradas o incluso, cáncer.

Algunos de estos problemas han sido atribuidos a la combinación de dos sucesos. El primero es la presencia de mutaciones en las células madre de los donantes, que son transmitidas a los pacientes que reciben el trasplante. El segundo es un proceso conocido como hematopoyesis clonal, que consiste en que las poblaciones celulares que derivan de unas células predominan sobre las que derivan de otras.

En general todas las células del organismo tienen la misma composición genética Sin embargo, en ocasiones, los mecanismos de replicación del ADN pueden cometer errores, que llevan a la aparición de mutaciones somáticas que serán transmitidas a las células hijas. Las mutaciones somáticas pueden aparecer también en las células madre hematopoyéticas y transmitirse a las células derivadas. La hematopoyesis clonal se refiere al proceso por el que unas poblaciones de las células con mutaciones se dividen y crecen de forma preferencial respecto a otras.

En el contexto de un trasplante, a través de la hematopoyesis clonal, aunque el número de células del donante con mutaciones sea muy reducido respecto al global, una vez en el receptor y dependiendo de la presión del ambiente, puede ocurrir que tengan alguna ventaja y se dividan intensamente, hasta llegar a ocasionar un problema de salud.

El riesgo a presentar hematopoyesis clonal aumenta significativamente con la edad, de forma que se espera que entre un 5 y un 10% de las personas mayores de 55 años presenten hematopoyesis clonal detectable mediante análisis genéticos de la sangre. Por esta y otras razones, la mayoría de donantes de células madre elegibles para un trasplante son jóvenes. Sin embargo, hasta el momento, las limitaciones técnicas habían impedido evaluar si en los donantes jóvenes también había células madre con mutaciones somáticas que pudieran causar problemas de salud tras un trasplante.

Para evaluar el posible efecto de la hematopoyesis clonal en trasplantes de médula ósea o de células madre de donantes adolescentes o jóvenes, un equipo de investigadores de la Universidad de Washington ha analizado el ADN de muestras de pacientes con leucemia mieloide aguda trasplantados, así como el de sus correspondientes donantes. Con el objetivo de tener la máxima información posible, el equipo analizó el ADN del donante y el ADN de los pacientes a tres tiempos diferentes (antes del trasplante, 30 días después, 100 días después y un año después).

El equipo ha centrado el análisis de ADN en 80 genes de los que se conoce una participación en la leucemia mieloide aguda. Además, en lugar de utilizar las técnicas de secuenciación de ADN convencionales, que permiten detectar una célula con una mutación entre 100 células, los investigadores utilizaron una aproximación que permite detectar mutaciones presentes a baja frecuencia, hasta en una célula entre 10 000.

Los resultados del trabajo confirman que los donantes jóvenes pueden transmitir mutaciones potencialmente patogénicas en un trasplante de células madre. El equipo detectó al menos una mutación dañina en 11 de los 25 donantes evaluados. Y todas las mutaciones perjudiciales detectadas se encontraron también en los pacientes que habían recibido la donación de células, persistiendo a lo largo del tiempo.

“Había sospechas de que errores genéticos en las células madre de donantes podrían estar causando problemas en los pacientes de cáncer, pero hasta ahora no teníamos una forma de identificarlas, debido a que son muy raras”, destaca Todd E. Druley, profesor de Pediatría en la Universidad de Washington. “Este estudio levanta la preocupación de que incluso las células madre de la sangre de donantes jóvenes y sanos podrían tener mutaciones dañinas y proporciona fuertes evidencias de que necesitamos explorar más los efectos potenciales de estas mutaciones”.

Si bien la muestra de donantes y pacientes es pequeña como para poder hablar de causa y efecto, los primeros datos del trabajo apuntan a que la transmisión de mutaciones de donantes a pacientes podría tener importantes repercusiones. Los investigadores detectaron problemas relacionados con el trasplante en un 75% de los pacientes que recibieron células con mutaciones en los genes analizados. En aquellos que no recibieron mutaciones en estos genes, los efectos adversos del trasplante se presentaron en un 50%, proporción similar a la media general.

El estudio demuestra que la presencia de mutaciones en genes relacionados con hematopoyesis clonal es más frecuente en la población joven de lo que se estimaba hasta ahora. “Los médicos de trasplantes tienden a buscar donantes más jóvenes porque asumimos que esto llevará a menos complicaciones”, destaca Sita T. Bhatt, asistente de pediatría en el St Louis Children’s Hospital y la Universidad de Washington. “Ahora vemos evidencias de que incluso los donantes jóvenes y sanos pueden tener mutaciones que tendrán consecuencias para nuestros pacientes. Necesitamos entender cuáles son esas consecuencias si queremos encontrar formas de modificarlas”.

De momento y hasta que se realicen nuevos estudios, los resultados del trabajo no implican cambios en la práctica clínica. Los autores del trabajo reconocen que no sería viable analizar en profundidad las muestras de todos los donantes. De momento, el equipo investigará la relación entre algunas de las mutaciones y los problemas cardiovasculares.

Referencia: Wong WH, et al. Engraftment of rare, pathogenic donor hematopoietic mutations in unrelated hematopoietic stem cell transplantation. Sci Transl Med. 2020. Doi: http://dx.doi.org/10.1126/scitranslmed.aax6249

Fuente: Mutations in donors’ stem cells may cause problems for cancer patients. https://source.wustl.edu/2020/01/mutations-in-donors-stem-cells-may-cause-problems-for-cancer-patients/

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Relación de RHOA en células mononuclea...

by Instituto de Biomedicina de Sevilla - IBIS

El pasado jueves 30 de enero, la Real Academia de Medicina de Sevilla ...

Diapositiva de Fotos