Controladores de élite: un grupo de infectados con VIH clave para la investigación

La terapia con agentes antirretrovirales, denominada ART, representa uno de los grandes avances en el tratamiento del VIH, ya que consigue controlar al virus a través de la represión de su replicación. No es una cura definitiva, porque algunas copias del virus permanecen latentes, integradas en el genoma del hospedador, pero sí detiene la infección activa.

La mayoría de personas infectadas por VIH requieren de terapia antirretroviral continuada para controlar en mayor o menor grado al virus. Sin embargo, una minoría, menos del 0.5%, pueden controlar la replicación del virus sin terapia. Estas personas, que están infectadas con VIH y lo mantienen en fase latente de forma espontánea, reciben el nombre de controladores de élite y tienen gran interés para los investigadores ya que conocer su forma de mantener a raya al virus podría derivar en nuevos tratamientos o en el desarrollo de vacunas.

Cómo controlar la replicación del VIH

Los controladores de élite siguen siendo personas infectadas de VIH porque mantienen una infección latente, mediada por la integración de algunas copias del genoma del virus en las células. Como en el resto de infectados, estas copias, también llamadas provirus, actúan como reservorios del virus, que puede entrar en fase activa de nuevo. De hecho, la característica de controlador de élite no es permanente.

En el estudio, los investigadores han determinado que dónde está integrado el genoma del virus influye en la probabilidad de que sea activado o no. El equipo ha comparado los genomas de VIH integrados en las células de 64 personas controladoras de élite y 41 personas infectadas con VIH en tratamiento con antirretrovirales y ha encontrado indicios de que los provirus de los primeros están en un estado “más inactivo”.

Por una parte, en los controladores de élite, los provirus del VIH suelen estar intactos (sin cambios) y tienen mayor probabilidad de encontrarse en regiones no codificantes, alejados de los sitios de inicio de la transcripción. Por otra, se presentan de forma preferente en los centrómeros y otras regiones del genoma donde el ADN está más compactado y se reprime la expresión.

Los investigadores han descartado que el virus se integre de forma diferente en los controladores de élite respecto al resto de personas infectadas, lo que plantea que las diferencias observadas se deban a una selección gradual mediada por la respuesta inmunitaria de los controladores de élite.

Ciclo de replicación del VIH. Imagen creada con Biorender.com.

Selección a favor de las células con genoma viral en regiones inactivas

La característica de controlador de élite se ha relacionado con variaciones genéticas en la región de los genes del sistema de antígenos leucocitarios humanos y con una mejor respuesta inmunitaria a la presencia del virus.

Los autores del trabajo plantean que en estas personas, las células que transcriben de forma más activa el virus (donde el genoma viral se integra en regiones más permisivas para su activación) son eliminadas por el sistema inmunitario a través de una respuesta celular observada únicamente en los controladores de élite. Con el tiempo, en estas personas se seleccionará únicamente una pequeña proporción de células donde el virus mantiene copias latentes. Así pues, el control de la replicación del VIH en los controladores de élite sería un proceso dinámico que combinaría una respuesta inmunitaria eficiente frente a las células infectadas con la inducción de reservorios de provirus menos susceptibles de ser activados.

Información para el desarrollo de terapias en el futuro

Por último, otro interesante resultado del trabajo es la identificación de un controlador de élite para el que no han podido detectar genomas virales integrados en más de 1500 millones de células sanguíneas analizadas, lo que apunta a una posible curación de la infección.

Los resultados del trabajo explican algunos de los mecanismos que actúan en los controladores de élite para mantener latente al VIH. Se espera que esta información, unida a evaluaciones futuras pueda contribuir a diseñar estrategias que permitan inducir la remisión de la infección de VIH a largo plazo y sin necesidad de fármacos.

Artículo original: Jiang C et al. Distinct viral reservoirs in individuals with spontaneous control of HIV-1. Nature. 2020. Doi: http://dx.doi.org/10.1038/s41586-020-2651-8

Referencias: Chomont N. Deep-sleeping HIV genomes under control. Nature. 2020. Doi: https://doi.org/10.1038/d41586-020-02438-7

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Los niños amamantados por mujeres inmun...

by Fundació Sant Joan de Déu

Las participantes del estudio son profesionales sanitarias de la organ...

Diapositiva de Fotos