El Ministerio de Sanidad ha aprobado la financiación del primer fármaco de terapia de células madre de donante para tratar la enfermedad de Crohn. Esta inflamación crónica y autoinmune afecta al tracto digestivo. Es el primer medicamento basado en células madre procedentes de donante en Europa que es aprobado e incluido en el marco de la financiación pública.

Las células madre tienen propiedades regenerativas únicas que, unidas a su capacidad antiinflamatoria e inmunorreguladora, pueden tener diversas aplicaciones clínicas. En el caso de la enfermedad de Crohn, una inflamación crónica y autoinmune que afecta al tracto digestivo, especialmente al intestino, la terapia se basa en células madre procedentes de tejido adiposo de donantes. Se someten a un riguroso proceso científico para ser convertidas en un tratamiento capaz de potenciar la capacidad regeneradora del organismo y, mediante un proceso quirúrgico, se aplican al paciente.

Esta innovadora terapia ha sido descubierta, desarrollada y fabricada íntegramente en España, fruto de la colaboración público-privada, y es la primera terapia celular procedente de tejido de donante aprobada en Europa.

El proyecto de más de 15 años de trabajo ha estado liderado por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid, con la colaboración de otros 21 hospitales españoles. El fármaco está comercializado por la biofarmacéutica japonesa Takeda.

Es un «hito mundial» el que las células madre de un donante puedan utilizarse en un medicamento

El principio activo de este fármaco es el Darvadsrocel. Está indicado para las fístulas perianales que provoca la enfermedad de Crohn y que desarrollan más de 25% de los afectados. Las propiedades regenerativas de las células madre pueden revertir estos problemas en unos pacientes adultos. Estos necesitaban una media de cinco intervenciones, que provocan incontinencia, y que cuentan con alternativas terapéuticas limitadas.

No provocan rechazo

Las células madre son extraídas del tejido adiposo procedente de liposucciones estéticas de donantes sanos voluntarios y que no provocan rechazo en el paciente. Este medicamento tiene 48 horas de vida hasta que llega al quirófano. Allí se aplica al paciente en una intervención única y mínimamente invasiva, explica el doctor Damián García Olmo, jefe del Servicio de Cirugía del Hospital Fundación Jiménez Díaz e investigador en este proyecto.

La enfermedad de Crohn es «la primera indicación de una nueva forma de curar» pero se esperan nuevas aplicaciones

“Las células madre son potentes antiiflamatorios con un efecto que se sostiene a largo plazo y, en todos los procesos quirúrgicos que fracasen por la dificultad de cicatrización, tendrán un papel importante en el futuro”, ha señalado el doctor García Olmo.

Este fármaco ya se ha empezado a fabricar y a distribuir en Alemania, Finlandia o Holanda desde la planta de la biofarmacéutica en Tres Cantos (Madrid), según fuentes de Takeda Iberia.

El método de financiación por parte de la sanidad pública es de riesgo compartido, se realiza un primer pago y el segundo y último no se completa hasta comprobar la efectividad de los resultados.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

SITEC pharmabio develops micronized for...

by SiTec PharmaBio

SITEC pharmabiohas successfully completed the construction and install...

Diapositiva de Fotos