Las empresas farmacéuticas y biotecnológicas compiten para conseguir posiciones estratégicas poderosas en los mercados grandes, atractivos, con un rápido crecimiento y una fuerte competencia. El crecimiento de la población, su envejecimiento, la conversión de enfermedades terminales en crónicas gracias a la investigación, el aumento en la prevalencia de enfermedades como Alzheimer o demencia y una mejora en el acceso a la salud en algunos de los países en desarrollo, hacen que se abran nuevas oportunidades para el sector farmacéutico y afines.

Pero todos los países, en mayor o menor medida, se van a encontrar con obstáculos y barreras que les van a dificultar a las empresas a innovar y mantener sus negocios con un alto rendimiento. Por un lado, los costes de I+D de los medicamentos han aumentado, mientras que la aprobación de moléculas nuevas ha disminuido. Esta situación abre una oportunidad a la Tecnología Sanitaria, la cual va a jugar un papel esencial tanto en la prolongación de la vida y mejora de la calidad de vida de los pacientes (la radioterapia por ejemplo contribuye en un 40% al proceso curativo del cáncer), como aportando beneficios económicos reduciendo costes directos o indirectos en el gasto farmacéutico (diagnósticos precoces que disminuyen las estancias hospitalarias por ej.)

Las cifras muestran que la industria de Tecnología Médica es una de las más diversas e innovadoras, y se encuentra en una evolución perpetua.

En Europa hay 26.000 empresas de Tecnología Sanitaria que distribuyen alrededor de 650.000 productos de 16 categorías diferentes, lo cual generó en 2015 575.000 empleos (versus 700.000 en Farma)

En 2015, se registraron más de 12.400 patentes en todo el mundo (40% en Europa) versus 5.900 patentes registradas en farma, y 6.000 en biotech, eso sí, con un ciclo de vida mucho más corto: entre 18 y 24 meses ya sale al mercado un producto mejorado.

El gasto sanitario en Europa dirigido a la Tecnología Médica es de un 7,3%, frente a un 17% en Farma y se estima en los próximos años entre un 5% y un 10% de crecimiento anual en los ingresos que en 2015 fueron 110 billones de eur.

El gasto en I+D para este tipo de productos es muchísimo más bajo al de los medicamentos y su puesta en el mercado es significativamente más rápida. Esto unido a la variedad y a la gran cuota de mercado existente, hacen un sector muy atractivo para las empresas farmacéuticas con el fin de contrarrestar los efectos de la disminución de crecimiento de algunos productos como los medicamentos innovadores tradicionales o genéricos, o incluso las grandes y largas inversiones de los medicamentos biológicos

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Descrito un nuevo fármaco neuroprotecto...

by Universitat Autònoma de Barcelona (UAB)

Descubierto por investigadores del INc-UAB, NeuroHeal ayuda a mantener...

Diapositiva de Fotos