La Dra. Montse Gil, investigadora del grupo Evaluación de Tecnologías Sanitarias en Atención Primaria y Salud Mental (PRISMA), acaba de presentar su tesis doctoral "El problema de la no iniciación del tratamiento farmacológico: evaluación con métodos cualitativos" donde ha analizado por qué los pacientes no inician un nuevo tratamiento farmacológico.

La no iniciación se produce cuando se prescribe un nuevo tratamiento farmacológico a un paciente y este toma la decisión de no iniciarlo. Actualmente en España, la prevalencia de no iniciación oscila entre el 6% y el 13% en atención primaria y está asociada a peores resultados clínicos, más días de baja laboral y costes sanitarios más altos.

¿Cuáles son los principales motivos para no iniciar un tratamiento farmacológico desde la perspectiva del paciente?

Ante una nueva prescripción farmacológica los pacientes hacen un balance riesgo-beneficio del tratamiento. Este balance está influenciado por múltiples factores, uno de los más importantes es la percepción que tiene el paciente sobre la enfermedad y la medicación prescrita; que a su tiempo están influenciados por factores culturales, idiomáticos y emocionales del mismo paciente. También tiene un peso muy importante, la relación que tiene el paciente con el sistema de salud.

La decisión de tomar o no un nuevo tratamiento farmacológico siempre debe ser una decisión informada y compartida entre el prescriptor y el paciente. Aunque la última palabra siempre la tiene el mismo paciente, desde el sistema sanitario tenemos que garantizar que el paciente está bien informado tanto de su enfermedad como de la medicación que se le prescribe.

A partir de los resultados obtenidos he podido diseñar un Modelo Teórico de Iniciación a la Medicación.

¿Después de analizar los diferentes perfiles de tratamiento, viste diferencias entre ellos?

Los resultados fueron muy similares entre todos los grupos terapéuticos que estudié (patología aguda, crónica asintomática, crónica sintomática y mental). Solo hubo pequeñas apreciaciones en patología mental y en algunas enfermedades crónicas. En estos casos vimos que estas patologías estaban muy relacionadas con el estigma, el poco conocimiento o bien la poca conciencia de la patología. Después también vimos que había diferencias en aquellos pacientes que se les prescribían fármacos que pueden generar dependencia, o tienen una acción retardada, o bien con mucha o poca potencia.

¿Es siempre perjudicial que un paciente no inicie un tratamiento farmacológico prescrito?

No, hay situaciones en las que no iniciar un nuevo tratamiento no es perjudicial para el paciente, siempre que el paciente esté bien informado y así lo considere; por ejemplo esto puede pasar en la prescripción de los analgésicos. En cambio en otras situaciones, la no iniciación es peligrosa, ya que puede suponer un riesgo importante para la salud de la persona, sobre todo cuando se trata de fármacos de prevención primaria para las patologías cardiovasculares o la diabetes; y también en aquellos medicamentos de prevención secundaria en enfermedades crónicas.

¿Qué herramientas necesitan el personal médico de la Atención Primaria para mejorar la iniciación?

En primer lugar, los profesionales de Atención Primaria deben conocer que es la no iniciación y cuáles son los procesos de toma de decisión que hacen los pacientes, estos dos hechos les permitirán poder ayudarles. Por ejemplo, con el estudio nos hemos dado cuenta de que muchas veces el paciente desconoce su patología y cómo evoluciona o para que sirve la medicación prescrita.

En segundo lugar, es importante que los profesionales, ante una nueva prescripción farmacológica, pregunten a los pacientes si se tomarán la medicación, si tienen dudas, si hay algo que no se haya comentado y que le preocupe, etc. Ahora mismo, la presión asistencial es una barrera a superar para poder hacer esta atención más personalizada.

¿Más allá de los médicos y médicas, qué otros profesionales sanitarios pueden jugar un papel para mejorar la iniciación?

Todos, se debe trabajar en todos los niveles y apoyarse entre sí. Dentro de la consulta es muy importante tomar decisiones compartidas e informadas, y fuera de la consulta contar con el apoyo de los profesionales de enfermería y los farmacéuticos/as. De hecho en la estrategia de mejora que he diseñado en la tesis para patologías cardiovasculares y diabetes, el personal de enfermería y los farmacéuticos comunitarios participarán como elemento flexible y de apoyo que ayuden a la toma de decisiones informadas y compartidas. En estos momentos se está llevando a cabo un estudio piloto en estas dos patologías.

¿Tu tesis doctoral es un complemento a los resultados obtenidos en un estudio anterior, por qué?

Los resultados de la tesis doctoral del Dr. Ignacio Aznar "El problema de la no iniciación del tratamiento farmacológico: evaluación con métodos cuantitativos", nos muestran que el problema de la no iniciación es importante y que afecta a un porcentaje alto de la población, pero no nos explica por qué está pasando, ya que solo utiliza la metodología cuantitativa. Esta explicación nos la da la metodología cualitativa, a partir de la cual podemos explorar en profundidad las motivaciones de no iniciar un nuevo tratamiento farmacológico.

Los resultados de las dos tesis doctorales nos ha permitido plantear una estrategia efectiva y aplicable a la práctica clínica actual con el objetivo de mejorar la no iniciación en patologías cardiovasculares y diabetes en Atención Primaria.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Sistema inmune frente a virus

by Labo'Life

Ante una quemadura en la piel, la picadura de un mosquito, una infecci...

Diapositiva de Fotos