Un estudio liderado por la Universitat Politècnica de València (UPV) permitirá, a partir de ahora, entender mejor las bases neurológicas del dolor en pacientes con fibromialgia, una anomalía en la percepción del dolor que hace que sean percibidos como dolorosos estímulos que, habitualmente, no lo son, y que puede ocasionar rigidez generalizada y sensación de inflamación mal delimitada en manos y pies.

La investigación, en la que han participado también el Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia, la Universitat de les Illes Balears (UIB), la Universidad de Granada (UGR) y la Universitat de València (UV), y en la que ha colaborado la Asociación Valenciana de Afectados de Fibromialgia (AVAFI), ofrece además las claves para, en un futuro, disponer de nuevas técnicas de diagnóstico de esta enfermedad más precisas y fiables, así como de tratamientos que ayuden a los pacientes a gestionar mejor el dolor crónico. Las conclusiones del estudio han sido publicadas en la prestigiosa revista científica PLOS ONE.

El objetivo principal del trabajo era caracterizar, en condiciones de reposo, la velocidad de flujo sanguíneo cerebral de pacientes con fibromialgia, con la finalidad de obtener un mejor conocimiento de las relaciones entre patrones específicos de actividad cerebral y la percepción del dolor de estos pacientes.

Estudio realizado en 30 mujeres de entre 33 y 67 años

En el estudio participaron, de manera voluntaria, 15 mujeres con fibromialgia y 15 sanas, con edades comprendidas entre 33 y 67 años. Las voluntarias debían permanecer en reposo durante 5 minutos, mientras se monitorizaba la velocidad de flujo sanguíneo en sus arterias cerebrales medias y anteriores haciendo uso de una técnica inocua, basada en ultrasonidos, llamada Doppler Transcraneal.

Beatriz Rey, profesora titular de universidad del Departamento de Ingeniería Gráfica de la UPV y coordinadora del estudio, explica que "elegimos estas arterias porque irrigan distintas regiones cerebrales relacionadas con el dolor y se preveía que podrían observarse distintos patrones de velocidad de flujo sanguíneo en las mismas al comparar entre pacientes y población general".

Mayor complejidad en la señal de velocidad de flujo sanguíneo en las pacientes con fibromialgia

Durante el estudio, los investigadores aplicaron distintos algoritmos de tratamiento de señal basados en análisis temporal, espectral, tiempo-frecuencia y de complejidad, para obtener distintos parámetros de las señales registradas y así poder caracterizarlas.

De este modo, la investigación profundiza en el conocimiento de las modificaciones en el funcionamiento del cerebro generadas como consecuencia del dolor crónico y las emociones negativas que sufren estos pacientes.

Los resultados de la misma demuestran que, en comparación con la población general, las pacientes con fibromialgia muestran una mayor complejidad en la señal de velocidad de flujo sanguíneo, así como una distribución diferente en la densidad espectral de potencia. Además, se han observado correlaciones de estos parámetros con los niveles de dolor clínico, ansiedad y depresión medidos a través de cuestionarios.

Importante para una mejor gestión del dolor crónico

Patricia Mesa, investigadora y profesora de Psicobiología en la UV, señala que "este tipo de resultados son interesantes para entender el funcionamiento cerebral de los pacientes con fibromialgia, así como su posible relación con la sintomatología psicológica y emocional que suelen mostrar estos pacientes. Además, es especialmente relevante a la hora de plantear estrategias de intervención psicológica eficaces".

Alejandro Rodríguez, investigador del Departamento de Ingeniería Gráfica de la UPV, añade que "las alteraciones observadas podrían reflejar, entre otros aspectos, diferencias en la actividad vasomotora periférica, en la respuesta nerviosa vegetativa o en la autorregulación cerebral. Un mejor conocimiento de las bases cerebrales del dolor puede ayudar en un futuro a diseñar tratamientos que permitan a las pacientes gestionar mejor el dolor crónico".

El dolor crónico afecta a un 20% de la población y tiene un coste superior al 3% del PIB en países desarrollados

El dolor crónico representa un problema de salud y una carga socioeconómica de gran relevancia tanto a nivel individual como social. No en vano, afecta a un 20% de la población y su coste puede llegar a superar el 3% del PIB en los países desarrollados. Por ello, desde el punto de vista científico, la comprensión de cómo se cronifica el dolor y cómo se pueden revertir sus efectos es uno de los retos científicos más importantes en Europa para el siglo XXI.

El trabajo forma parte del proyecto BRAIN2PAIN ("Modulación de la actividad cerebral para aliviar el dolor: aportaciones del Doppler Transcraneal"), financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Fuente: Universitat Politècnica de València

https://www.upv.es/noticias-upv/noticia-9318-proyecto-brain2-es.html
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Investigadores del VHIR identifican la p...

by Vall d’Hebron

Los investigadores del VHIR han observado que los niveles de la prote...

Diapositiva de Fotos