Según el grupo de investigación en psiquiatría y enfermedades neurodegenerativas de INCLIVA y de la Universitat de Valéncia, la reelina podría ayudar a madurar y a incorporar neuronas a la corteza cerebral adulta. Son las conclusiones preliminares de un estudio realizado en colaboración con el Instituto de Neurociencias de Helsinki, y recientemente publicado en la prestigiosa revista internacional “Frontiers Cell Neuroscience”.

Según el Dr. Juan Nácher, unos de los investigadores, “el proyecto exploró el papel de la reelina en la diferenciación de neuronas inmaduras en la corteza cerebral adulta”. Explica que “la reelina es una proteína primordial para la plasticidad de la corteza cerebral. La plasticidad es la capacidad del sistema nervioso para adaptarse al entorno, cambiando su estructura y su funcionamiento; permite a las neuronas remodelarse tanto anatómica como funcionalmente y formar nuevas conexiones”.

El grupo de investigación de INCLIVA-UV fue el primero es demostrar que unas neuronas generadas durante el desarrollo embrionario mantenían características inmaduras durante la vida adulta. Señala que en humanos estas células se encuentran ampliamente distribuidas por la corteza cerebral y estudios previos del grupo en roedores demuestran que, progresivamente, estas neuronas parecen madurar e incorporarse a los circuitos cerebrales.

El Dr. Nácher declara que “uno de los ejes prioritarios de nuestras investigaciones es descubrir moléculas que contribuyan a controlar la maduración de estas neuronas y a su incorporación a los circuitos cerebrales. En el proyecto partimos de la hipótesis que la reelina era una candidata en potencia al ser una molécula que participa de manera crítica en la migración y en la diferenciación de neuronal durante el desarrollo".

“Esta molécula se encuentra alterada en unos ratones que sufren una mutación espontánea en su gen y que se conocen como “ratones reeler”, de reel, un baile rápido escocés, por su modo de caminar característico”, continua. En efecto, estudios anteriores ya habían demostrado que la ausencia de reelina produce graves alteraciones en el posicionamiento y desarrollo de las neuronas de diversas regiones cerebrales. De hecho, diversos estudios han relacionado alteraciones en la reelina con diferentes enfermedades que cursan con alteraciones en el desarrollo del sistema nervioso, como la esquizofrenia, el desorden bipolar o el autismo.

La investigación desarrollada en un modelo animal, ha confirmado que un gran número de las neuronas que expresan reelina están localizadas cerca de las neuronas inmaduras y que estas últimas tienen receptores para esta proteína. Por lo tanto, en opinión de los investigadores, podría influir en su maduración.

Nácher concluye que los resultados pueden ser la base de experimentos dirigidos a determinar si activando la acción de reelina en las células inmaduras estas podrían desarrollarse. Supondría contar con un posible reservorio de neuronas en el cerebro adulto, que podría emplearse con fines terapéuticos, para recuperar determinadas funciones cerebrales o evitar su deterioro.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Un hidrogel inyectado puede promover la ...

by DiCYT - Agencia Iberoamericana para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología

El Grupo BIOFORGE de la UVa publica en la prestigiosa revista 'Science...

Diapositiva de Fotos