Médicos de los servicios de Anestesiología y Reanimación y personal de enfermería del servicio de Urgencias del Hospital Universitario de La Princesa pertenecientes al Comité de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) del centro, han realizado talleres de RCP Básica en el vestíbulo principal del centro en el Día Mundial de la Parada Cardiaca.

Con esta inicativa, los sanitarios han querido contribuir a sensibilizar a la población de que su ayuda es fundamental para mejorar la supervivencia de los pacientes que sufren una parada cardíaca. Bajo el lema "Comprime pronto, fuerte y rápido; con nuestras manos, todos podemos salvar una vida", han enseñado cómo ha de actuarse en un caso de parada cardiaca. Esta acción del Hospital Universitario de La Princesa se alinéa con la Federación Mundial de las Sociedades de Anestesia (WFSA) y el ILCOR (el Comité de enlace Internacional en Resucitación), y a través del Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar que se han unido bajo el lema: todos los ciudadanos del mundo pueden salvar una vida.

La muerte súbita cardiaca es un problema de salud muy importante. En nuestro país se producen más de 25.000 muertes anuales por esta causa, y en Europa se registran hasta 350.000. Alrededor de un 80% de los casos, este evento se produce en el entorno familiar, de ahí la importancia que sean las personas más cercanas a la víctima (familiares, amigos, testigos..) las que inicien las maniobras de reanimación. Sin embargo, la realidad nos dice que sólo 1 de cada 5 personas reciben ayuda en el momento que presentan una parada cardíaca, lo que hace que la supervivencia sea muy reducida, en torno al 10%.

La realización de maniobras de reanimación cardiopulmonar con compresiones de calidad y la desfibrilación precoz es crucial para mejorar el pronóstico de los pacientes que sufren un colapso. Sólo es preciso realizar, de forma rápida los siguientes pasos: primero, comprobar si la víctima responde. Si no respira o no lo hace con normalidad, es necesario iniciar la Reanimación Cardiopulmonar; segundo, llamar al 112 y seguir sus instrucciones. Si hay alguien que pueda ayudar, pedir que llame al 112 y traiga un desfibrilador, en caso de que haya alguno cercano. Por último, comprimir el torax del paciente. Las compresiones torácicas son lo más importante para la supervivencia. Se han de colocar ambas manos sobre el centro del pecho y comprimir entre 5 y 6 cm, 100-120 veces por minuto al ritmo de canciones como "Macarena" o “Stayin’Alive”. Cuando se tenga el Desfibrilador, se procede a encenderlo inmediatamente y se sigue las instrucciones que da el propio aparato. Es preciso continúar con esta dinámica hasta que lleguen los Servicios de Emergencias y se hagan cargo del paciente.

  • RCP Básica 1
  • RCP Básica 2
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

La crisis climática ya perjudica de por...

by Agencia Sinc

Un nuevo estudio publicado en The Lancet confirma los grandes daños a...

Diapositiva de Fotos