La investigadora Cristina Mayor-Ruiz (Soria, 1989), con una trayectoria en investigación oncológica y experta en el campo de la degradación dirigida de proteínas, se incorpora al IRB Barcelona para dirigir un laboratorio de nueva creación. El objetivo del laboratorio “Targeted Protein Degradation and Drug Discovery” será aplicar la novedosa técnica de la degradación dirigida de proteínas al estudio molecular de enfermedades como el cáncer y al descubrimiento de nuevos enfoques terapéuticos.

La degradación dirigida de proteínas se basa en un proceso de degradación propio de las células descubierto por Aaron Ciechanover, Avram Hershko e Irwin Rose que fue reconocido con el premio Nobel de Química en 2004. En esta técnica se utilizan distintos tipos de fármacos “degradadores” para forzar la proximidad entre una proteína diana (por ejemplo, una proteína mutada que contribuye al desarrollo de una enfermedad) y la maquinaria celular que dirige la degradación de proteínas. Al inducir esa proximidad, las proteínas diana quedan marcadas para su destrucción por el proteasoma celular.

“Actualmente, alrededor del 80% de todas las proteínas de nuestro cuerpo quedan fuera del alcance de los fármacos tradicionales”, explica Cristina Mayor-Ruiz. “El objetivo de mi laboratorio será sistematizar el descubrimiento y la generación de nuevos fármacos degradadores para abarcar un abanico mucho más amplio de proteínas y ofrecer así más oportunidades terapéuticas”.

Para dar apoyo a esta nueva línea de investigación y a otros proyectos ya en marcha en el Instituto, el IRB Barcelona ha puesto en funcionamiento una unidad de descubrimiento de fármacos. La unidad contará con un plan de desarrollo de fármacos, en una apuesta clara por acelerar la llegada de la investigación básica a la práctica clínica.

Cristina Mayor-Ruiz

Cristina Mayor-Ruiz es licenciada en Biotecnología por la Universidad de Salamanca. Llevó a cabo sus estudios de doctorado en Biología Molecular en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), en el laboratorio de Óscar Fernández-Capetillo, donde se centró en mecanismos de resistencia a terapias para el cáncer. Posteriormente, se unió como investigadora postdoctoral al laboratorio de Georg Winter en el Research Center for Molecular Medicine (CeMM) en Viena (Austria).

“Tras mi paso por el CNIO, con el mismo entusiasmo y con el objetivo de intervenir de una manera más directa en el tratamiento del cáncer, decidí hacer un postdoctorado en biología química. Fascinada por el potencial de la degradación de proteínas dirigida como estrategia de descubrimiento de fármacos, me uní al grupo de uno de los mayores expertos en el campo”, afirma Mayor-Ruiz.

Su trabajo ha generado 8 artículos científicos, 5 de ellos como primera autora, incluyendo artículos en revistas como Nature Chemical Biology o Molecular Cell.

Cristina Mayor-Ruiz recibió el viernes 6 de noviembre la I Ajutda FERO-ASEICA, otorgada en el marco del XVII Congreso Internacional de ASEICA. Una dotación de 80.000€ para el proyecto de investigación en cáncer que desarrollará en el IRB Barcelona.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Alta Life Sciences lidera una ronda de f...

by Inbiomotion

Inbiomotion SL ha anunciado hoy una nueva ronda de financiación lider...

Diapositiva de Fotos