La exposición a dosis subóptimas del antimalárico artemisinina puede aumentar la conversión sexual del parásito de la malaria , Plasmodium falciparum, aumentando así la probabilidad de transmisión, según un estudio liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación ”la Caixa”. Los resultados, publicados en la revista eLife, pueden tener implicaciones de salud pública, particularmente en el contexto de campañas masivas de administración de antimaláricos.

El parásito de la malaria P. falciparum se replica de forma asexual en la sangre humana cada 48 horas, provocando los síntomas clínicos típicos de la enfermedad. En cada ronda de replicación, un pequeño número de parásitos toma otra vía: la de la conversión sexual para generar gametocitos. Esta forma sexual es la única que se puede transmitir al mosquito. El parásito necesita conservar un equilibrio entre replicarse de manera asexual en el huésped y transmitirse a otros huéspedes, por lo que la conversión sexual es un proceso altamente regulado. “Desde un punto de vista evolutivo, la habilidad del parásito de ajustar su tasa de conversión sexual en respuesta a las condiciones en el huésped, es muy ventajosa”, explica Alfred Cortés, investigador ICREA en ISGlobal y coordinador del estudio. Un factor que claramente disminuye el “confort” del parásito en el huésped es la presencia de fármacos antimaláricos.

Con el objetivo de estudiar si la artemisinina (el fármaco de elección para tratar la malaria por falciparum) o fármacos relacionados pueden influir en la tasa de conversión sexual del parásito, el equipo de Cortés utilizó una línea de parásitos transgénicos que permite cuantificar la conversión sexual bajo diferentes condiciones experimentales. Encontraron que la exposición de parásitos a la artemisinina puede conducir a un incremento considerable en la tasa de conversión y el número de gametocitos. Pero este efecto solo se observa con dosis subóptimas del fármaco, y depende del momento del ciclo en el cual se encuentra el parásito (se observa con trofozoítos, pero no con la fase anterior, la de anillo).

“Estos resultados muestran una interacción compleja entre antimaláricos y conversión sexual, que depende de la fase en la que está el parásito, de su estado metabólico, y de la dosis del fármaco,” comenta Harvie Portugaliza, primer autor del estudio.

“Es posible que pacientes que reciben tratamiento en el momento en que muchos de los parásitos están en la fase de trofozoíto puedan tener un pico de gametocitos unos diez días después (el tiempo que tardan en madurar), si el fármaco no logra matar a todos los parásitos,” señala Cortés. La exposición a concentraciones subóptimas de fármaco puede darse por usarfármacos de mala calidad, o por no cumplir bien el tratamiento, por ejemplo. Actualmente, el equipo liderado por Cortés está realizando estudios epidemiológicos para determinar si realmente aumenta la conversión sexual en pacientes tratados con artemisinina.

Referencia

Portugaliza HP, Miyazaki S, Geurten F, et al. Artemisinin exposure at the ring or trophozoite stage impacts Plasmodium falciparum sexual conversion differently . eLife. 2020. DOI: 10.7554/eLife.60058

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

La fábrica digital, el futuro de la in...

by IQS Institut Químic de Sarrià

La necesidad de digitalización del sector industrial es ya una realid...

Diapositiva de Fotos