Cuando un tumor se vuelve resistente, el tratamiento contra el cáncer puede dejar de funcionar. A menudo, el origen de esta recaída se encuentra en determinadas células persistentes, capaces de desarrollar resistencia a los fármacos empleados y sobrevivir al tratamiento. Localizar e identificar dichas células cuando aún no han generado el tumor representa un enorme reto al que la ciencia pretende hacer frente a través de investigaciones como la que acaba de ponerse en marcha esta semana con el proyecto REAP. Su objetivo: desarrollar un método que permita detectar estas células persistentes de manera eficaz.

El Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares (CiQUS) de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) se embarca de este modo en un nuevo y ambicioso proyecto en el que nueve socios de seis países europeos unirán sus fuerzas para abordar el desafío. Diferentes equipos trabajarán en el desarrollo de un dispositivo que combinará técnicas avanzadas de optoacústica, coherencia óptica y microscopía de dos fotones. Al mismo tiempo, se diseñarán sofisticadas nanopartículas con las propiedades idóneas para poder ser detectadas mediante el nuevo sistema multimodal generado. Una vez sintetizadas dichas partículas serán transformadas en agentes de contraste capaces de reconocer selectivamente las células persistentes en modelos preclínicos, y es aquí donde los investigadores del CiQUS entran en juego.

“Nuestro trabajo es asegurar que estas nanopartículas sean adecuadas para detectar las células persistentes funcionando como agentes de contraste eficientes” explica Beatriz Pelaz, responsable del proyecto en la USC e investigadora principal en el CiQUS: “Modificaremos su superficie para asegurarnos que son compatibles a nivel celular, les daremos la estabilidad coloidal necesaria para que realicen su función y también capacidad de reconocimiento para detectar estas células”. El grupo que codirige la investigadora -BioNanoTools-, que realizará también estudios de nanotoxicología para comprobar la biocompatibilidad de estos materiales, cuenta con amplia experiencia en la síntesis y caracterización de nanomateriales, modificando su superficie para hacerlos biológicamente activos.

El proyecto REAP se enmarca en el programa de trabajo Information and Communication Technologies de Horizonte 2020, para el desarrollo de tecnologías disruptivas en el área de la fotónica. Coordinado por la Universidad Médica de Viena (Austria), academia e industria se dan la mano en este proyecto para lograr avances significativos en el campo de la ingeniería biomédica y la tecnología láser, con objetivo de revelar los mecanismos que subyacen a la resistencia desarrollada por estas células frente a los tratamientos antitumorales.

Aprovechando la experiencia en sus respectivas áreas, el consorcio está formado por cuatro universidades, cuatro empresas y un centro tecnológico que trabajarán de manera conjunta durante los próximos cuatro años en el desarrollo de los nuevos sistemas de bioimagen y agentes de contraste.

*imagen: El grupo BioNanoTools se encargará de la preparación de agentes de contraste que sean capaces de identificar las células persistentes. (CiQUS)

Fuente: CIQUS - Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares

https://www.usc.es/ciqus/es/noticias/reap-nueva-estrategia-en-el-tratamiento-antitumoral
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Xavier Bosch: 'Si una persona tiene duda...

by Hospital Universitari de Bellvitge

Un solo virus ha sido capaz de expandirse por todo el mundo en pocos m...

Diapositiva de Fotos