Científicos del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) liderados por el investigador ICREA Angel R. Nebreda, apuntan a un nuevo mecanismo que contribuye al desarrollo del cáncer colorrectal asociado a inflamación y que sugiere nuevos enfoques terapéuticos. La investigación ha sido publicada en la revista EMBO Molecular Medicine.

Cada año, más de un millón de personas son diagnosticadas con cáncer de colon en el mundo. Si bien muchos casos ocurren espontáneamente, la inflamación crónica es una de las principales causas del desarrollo de esta enfermedad.

“Nuestro trabajo demuestra que la capacidad de las células mieloides para promover la tumorigénesis depende de la proteína p38 y concretamente identificamos una contribución importante de la hormona IGF-1, activado en las células mieloides por p38”, señala Nebreda, jefe del laboratorio de Señalización y Ciclo Celular.

El trabajo se ha llevado a cabo utilizando modelos de inflamación aguda y crónica en ratones modificados genéticamente o tratados con inhibidores farmacológicos.

IGF-1 y la inflamación

IGF-1, una hormona similar a la insulina, emerge como un objetivo terapéutico potencial en las enfermedades intestinales asociadas a la inflamación, preferiblemente combinada con la detección previa en biopsias de los pacientes de infiltración inflamatoria y de niveles de IGF-1. De esta forma, se podría ayudar a superar el poco éxito que están teniendo los inhibidores farmacológicos p38 en los ensayos clínicos para enfermedad inflamatoria intestinal con pacientes que están predispuestos al cáncer de colon.

“Encontramos que la inhibición de p38 específicamente en las células mieloides protege a los ratones frente al cáncer de colon asociado a la inflamación, y este efecto protector se correlaciona con una menor producción de quimiocinas, cruciales para el reclutamiento de células inmunes”, explica Catrin Youssif, primera autora de la investigación y hoy Alumni del IRB Barcelona.

La investigación demuestra que la inhibición genética o farmacológica de IGF-1 suprime el reclutamiento de células inflamatorias y reduce la carga de tumores de colon asociados a la inflamación.

“Este estudio nos permite sugerir que la decisiones terapéuticas deberían considerar las condiciones inflamatorias y los niveles de IGF-1 en biopsias de pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal o colitis asociada a cáncer”, concluyen los autores del estudio.

Además de la financiación del Consejo Europeo de Investigación (ERC en sus siglas en inglés), el estudio ha contado también con el apoyo de la Fundació La Marató, el Ministerio de Economía y Competitividad y la Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias y de Investigación (AGAUR) de la Generalitat de Catalunya.

El trabajo se ha llevado a cabo con la colaboración de investigadores del CNIO y Hospital Ramón y Cajal en Madrid, y ha contado con la participación de las Plataformas de Histopatología y de Bioestadística y Bioinformática, ambas del IRB Barcelona; y de Jaume Comas y Teresa Rodrigo Calduch, de la Universidad de Barcelona.

Fuente: Instituto de Investigación Biomédica ( IRB Barcelona )

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Veneno de escorpión para hacer llegar f...

by Instituto de Investigación Biomédica ( IRB Barcelona )

Investigadores del IRB Barcelona modifican la clorotoxina, una proteí...

Diapositiva de Fotos