Por Cristina Fontgivell / Expansión

Bionure está desarrollando uno de los fármacos españoles más prometedores en el campo de la esclerosis múltiple, una enfermedad neurodegenerativa que no tiene cura. La empresa, fundada por Albert Zamora y Pablo Villoslada en el seno del Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (Idibaps), vinculado al Hospital Clínic de Barcelona, acaba de alcanzar un acuerdo con la National Multiple Sclerosis Society de Estados Unidos, que se encargará de aportar los fondos necesarios para que Bionure acabe los ensayos preclínicos de un medicamento contra la neuritis óptica, uno de los primeros indicios de la esclerosis múltiple.

“El acuerdo es un gran reconocimiento a la actividad de Bionure, ya que esta asociación únicamente selecciona uno o dos proyectos cada año a nivel mundial, los que cree que tienen más potencial, y esta vez nos ha elegido a nosotros”, explica Zamora, consejero delegado.

Según Mark Allegretta, ejecutivo de la National Multiple Sclerosis Society, “queremos acelerar el desarrollo del neuroprotector de Bionure, porque proteger y reparar el sistema nervioso puede ser clave para estos pacientes, para los que hay muy pocas opciones de tratamiento”.

Medicamento huérfano

Además, Bionure acaba de obtener la designación de medicamento huérfano en Estados Unidos, un reconocimiento que acelera la llegada al mercado del producto por considerar que hay pocos fármacos en el campo terapéutico en el que operan.

Tras la alianza con la asociación estadounidense, la empresa tiene previsto anunciar esta semana la apertura de una ronda de financiación de 30 millones de dólares (25 millones de euros al cambio actual) en el marco de la JP Morgan Annual Healthcare Conference, que arranca hoy, lunes, en San Francisco. Se trata de una de las principales reuniones de inversores, farmacéuticas y biotecnológicas a nivel mundial.

La nueva ampliación de capital, que Bionure espera cubrir principalmente en EEUU, debe permitir a la compañía financiar los ensayos clínicos de su primer medicamento, que arrancarán en el segundo trimestre de este año. Si evoluciona de la forma esperada, su tratamiento contra la neuritis óptica llegaría al mercado en 2018. Recientemente, la empresa también ha captado 1,2 millones de euros por parte de sus accionistas actuales y el fondo valenciano DosBio50. En el capital participan la familia Monràs, el fondo Technomark, Ignasi Biosca (Reig Jofré), Joaquín Uriach y Galenicum.

Fuente: Expansión

http://www.expansion.com
Subscribe to Directory
Write an Article

Recent News

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Highlight

Interview with Dámaso Molero, general m...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero: “There are great opportunities in Latin America for ...

by Labo'Life

Photos Stream