Como pudo verse el pasado día 24 de noviembre en la presentación del libro “Science to Business” organizada por Azierta, con la colaboración de la Fundación Azierta (entidad en fase de constitución) el concepto “Science to Business” se encuentra incluido en el código genético de Azierta desde hace años.

Y no lo digo sólo desde mi perspectiva profesional, cuando comencé a entender lo que era este concepto, al llegar a la Industria Farmacéutica, desde el hospital, tras 12 años de desarrollar cardiología asistencial hospitalaria. Aunque en ese momento ya se entendía el significado, dedicaba mucho tiempo intentando convencer a mis amigos y colegas de marketing y comerciales, que la ciencia era un valor añadido para el negocio.

También me reforzó, el hecho de que una persona como Almudena Del Castillo, mi socia, que provenía del mundo científico y regulatorio, de la seguridad del medicamento, abrazara y abanderara, desde el principio y con gran ilusión ese proyecto de empresa y de emprendimiento.

Pero todo ello se completó y complementó con gran alegría cuando personas de diferente procedencia, experiencia profesional y background académico se unieron a nosotros. Tanto Ana Álvarez, como Fernando largo, Luis Bailly-Bailliere, Carlos Royo, Luis Rosado y Alberto Carazo desde antes de ser socios en el grupo Azierta creyeron en el proyecto y en el concepto.

Todo esto fue determinante y me ayudó a seguir impulsando el concepto y el proyecto con toda su experiencia y conocimiento.

Por el camino me reencontré con mi amigo José Antonio Gutiérrez Fuentes, Doctor en Medicina, con una larga y productiva carrera en el mundo de la investigación, la gestión en salud y la ciencia. José Antonio públicó hace unos meses a través de la Fundación Lilly, un libro que me encantó: “Reflexiones sobre la ciencia en España”. En el mismo los autores reflejaban la necesidad que la ciencia tiene de encontrar un rol determinante en España desde un punto de vista político, académico y presupuestario. Es decir, un papel mucho más importante del que tiene. En ese libro pude descubrir, aunque no me sorprendió, que el germen de Science to Business estaba en nuestro insigne Premio Nobel de Medicina, Don Santiago Ramón y Cajal. Don Santiago expresó una frase premonitoria y preclara, sobre todo lo que nosotros creemos y llevamos en nuestros genes (poner la frase de la contraportada del libro). Don Santiago, como es natural se adelantó más de 100 años y nos debe guiar en este deseo de sinergia.

También lo han expresado muy bien los autores del libro. Santiago Arrechea, Juan Blanco, Luis Berango, Agustín Mariscal, José Luis Neyro, Luis Rodríguez Padial, Luis Rosado y Luis Truchado me han acompañado en la tarea editorial. Todos ellos desde su procedencia y experiencia han entendido muy bien la necesidad de aplicar y explicar este concepto en cuatro entornos diferentes y complementarios: La Empresa, la Administración, el Ciudadano y la Universidad.

Os invito a leer el libro y sobre todo las propuestas que en la página 42 del mismo se comentan con claridad.

Pero cuál es la razón del proyecto. Science to Business. Pues, para nosotros, no es solo una marca, lo que es básicamente es una necesidad de nuestro entorno,. En la presentación del libro traje a colación dos artículos-entrevistas muy recientemente publicadas en la sección de Ciencia del diario ElPais. En ellas María Blasco, Investigadora y Directora del CNIO y Cesar Molinas economista y matemático experto se definen muy bien. ¡Dos titulares! María Blasco dijo “La Ciencia no debe renunciar a la rentabilidad”. Y Cesar Molinas remarcaba de que “era necesario capital emprendedor privado en la cadena del I+D”. Esos dos ejemplos justifican la razón de ser del libro. Para Azierta el libro es el punto de partida de su Fundación. No es solo la marca que siempre hemos utilizado. Es una línea estratégica que nace de la necesidad de acercar la Ciencia al negocio, entendiendo este como la capacidad de generar riqueza, crecimiento, empleabilidad, emprendimiento, calidad de vida, etc. Y el propio negocio a la ciencia para “no renunciar a la rentabilidad” que comenta y defiende María Blasco

El libro por tanto es una herramienta, el comienzo, el punto de partida por el cual la Fundación Azierta recogiendo los compromisos institucionales de Azierta, asumiendo el mismo código genético “Science to Business”, lo convertirá en su propio fenotipo y desarrollará dentro de sus objetivos fundacionales un plan de actividades que sirva a científicos y emprendedores, estudiantes y profesores y demás actores, a conocer mejor la interacción Science to Business y Business to Science. La Fundación Azierta, que en el momento que escribo estas letras, está en fase de Constitución, desarrollará un plan de actividades y acciones dirigido a acometer y favorecer ese acercamiento entre la S y la B y la B y la S. Science to Business y Business to Science. El entorno lo demanda.

Subscribe to Directory
Write an Article

Recent News

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Highlight

Interview with Dámaso Molero, general m...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero: “There are great opportunities in Latin America for ...

El Hospital General de València alcanz...

by Hospital General Universitario de Valencia

El Hospital General de València fue el primer hospital público de Es...

Photos Stream