Este dispositivo se introduce por vía femoral o por la arteria axilar hasta el ventrículo izquierdo a través de la válvula aórtica. Allí, su rotor axial impulsa la sangre continuamente desde el ventrículo a la aorta con volúmenes de hasta 5 litros por minuto. La ventaja en relación con otras asistencias intraaórticas que se han utilizado hasta ahora es su superior volumen de descarga, así como el funcionamiento más lento de la turbina, que permite reducir el riesgo de hemólisis (destrucción de glóbulos rojos).

La nueva asistencia se implantó a un paciente que había sufrido un infarto agudo de miocardio y se encontraba en el Hospital Vall d’Hebron en situación de choque cardiogénico. El paciente fue derivado al Hospital de Bellvitge por su condición de hospital referente en asistencias ventriculares, y la nueva bomba intraaórtica le permitió salir de la situación crítica. A continuación, se le implantó un corazón artificial Heartmate III como terapia de larga duración.

El éxito de esta intervención abre la puerta para establecer para algunos casos una nueva estrategia terapéutica alternativa a la ECMO que podría simplificar el proceso, disminuir los costes y mejorar los resultados.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Apposite Capital refuerza su apuesta por...

by NIMGenetics

La firma británica se convierte en accionista mayoritario de la empre...

Diapositiva de Fotos