El sector de la tecnología sanitaria ha sido en los últimos años un campo que se ha mostrado muy dinámico y con una gran capacidad de adaptación a las nuevas necesidades de los usuarios y del sistema sanitario. Este sistema necesita afrontar unas cifras que no le son favorables en un momento de crisis económica, que supone una reducción significativa de los recursos disponibles, tanto en el ámbito público como en el privado, mientras la mayor esperanza de vida genera una población envejecida que necesita más atención sanitaria. En este marco de crisis económica y de cambios sociodemográficos, el sector sanitario ha encontrado en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) un factor estratégico para intentar mantener los servicios de una asistencia sanitaria adecuada al menor coste posible. El objetivo es ofrecer una sanidad eficaz y eficiente en la que el paciente sea el centro de todos los procesos.

El mercado de las nuevas tecnologías sanitarias ha registrado en los últimos años un incremento exponencial. Según la Comisión Europea, el mercado global de telemedicina llegó en 2011 a 11.600 millones de dólares y se espera que alcance los 27.300 millones en el año 2016. Las previsiones apuntan a que la mayor utilización de tecnologías móviles podría reducir un 18% el coste sanitario per cápita en Europa en 2017, y hasta un 35% en el caso del tratamiento de pacientes crónicos, según el Informe 2013 sobre la Sociedad de la Información en España (SIE) realizado por la Fundación Telefónica. Este informe también destaca que la tasa de utilización de servicios de e-Health en España es una de las más altas de Europa, y que las aplicaciones para móvil ya se han convertido en una herramienta fundamental para el sector. Internet y las aplicaciones en España son la principal vía de acceso a información médica por parte de los médicos: casi el 90% de estos profesionales acceden a través del ordenador, el smartphone o la tableta. El mismo informe constata que el 54% de los internautas piden citas médicas on-line.

En los últimos años han aparecido en el mercado catalán y español numerosas aplicaciones, tanto por Internet como por móvil, que facilitan el acceso a la información médica de los pacientes, los comunican con los profesionales sanitarios y los facilitan servicios médicos de forma rápida y segura. En el mercado de la e-Health hay dos grandes grupos de aplicaciones: unas que permiten la monitorización y el seguimiento de las enfermedades del usuario y otras que ofrecen diferentes servicios médicos, como pueden ser las citas on-line o la interacción entre pacientes y profesionales de la medicina y entre éstos.

El desarrollo de la e-Health se ha centrado en los últimos años en la gestión de las enfermedades crónicas, la personalización de servicios de salud, el empoderamiento de los pacientes, la detección precoz y la prevención. El objetivo de estas aplicaciones para el control y la gestión de pacientes crónicos, pluripatológicos o polimedicados es "contribuir a la gestión de su salud para que todos tengan al alcance herramientas que les ayuden a tener más conciencia de su salud y puedan ser más autónomos y responsables", explican Ana Manchon y Marc Padres, responsables de la aplicación expertSalud. Esta es una de las tres herramientas del programa de e-Health que tiene el grupo Esteve y donde el usuario puede introducir sus datos de salud y hacer la gestión diaria. El grupo también ofrece a los pacientes el portal web expertSalud, que almacena toda la información de la salud de la persona usuaria así como el plan de medicación y todas las variables clínicas no farmacológicas de las que el usuario quiera hacer un seguimiento y que permite consultar la evolución de forma gráfica y visual, además de otros servicios.

En la misma línea se expresa Victor Bautista, fundador de SocialDiabetes y responsable de Desarrollo de Productos, para quien "el mejor control del paciente sobre su enfermedad permite mejorar la calidad de vida, evita complicaciones y reduce los ingresos en urgencias". SocialDiabetes es una aplicación que el usuario diabético, tanto del tipo 1 como del 2, se puede descargar gratuitamente desde GooglePlay o bien desde la AppStore de Appley "después de configurar su pauta de carbohidratos e insulina ya puede empezar a utilizarla. La aplicación le recomendará la cantidad de insulina más adecuada en cada momento en función de los datos que se introduzcan y así se evitan tanto hiperglucemias como hipoglucemias." Esta app, que ya cuenta con más de 30.000 descargas, recibió en 2012 el premio a la mejor aplicación española en la categoría de m-Health del World Summit Award Mobile (promovido por Naciones Unidas y la UNESCO), el Big Impact Award 2014 del AppCircus y varios premios estatales.

La aplicación recoge un registro de controles y cálculo automático de insulina, envía mensajes y avisos, almacena un histórico de las medicaciones, una calculadora y una pauta para las comidas. Además, facilita el trabajo a los médicos, ya que éstos pueden realizar un seguimiento a distancia de todos sus pacientes. También escanea códigos de barras de diferentes alimentos para ver información adicional y permite la comunicación entre diferentes personas que padecen diabetes, así como "un control en tiempo real de la enfermedad. Gracias a que ofrece estadísticas y gráficas del estado actual del paciente, facilita que el médico pueda hacer un diagnóstico más acertado y tomar mejores decisiones", añade Víctor Bautista. Este es también el caso del portal web para profesionales sanitarios Esteve expert donde "los expertos pueden hacer el seguimiento de sus pacientes, monitorizar a distancia y ver su evolución en tiempo real. Además, tienen información agregada del conjunto de sus pacientes que también pueden desglosar para cada uno de ellos", explican Ana Manchon y Marc Padres, responsables del web.

Estas y otras aplicaciones para mejorar la gestión de las enfermedades crónicas y ofrecer autonomía y seguridad asistencial a los pacientes repercuten directamente en la consecución de otro de los objetivos de la e-Health: avanzar hacia un sistema sanitario de mayor calidad y sostenibilidad. La posibilidad de hacer un seguimiento sistemático y preciso de los diferentes indicadores de enfermedades, especialmente en el caso de las crónicas, permite un mejor control y prevención de complicaciones futuras, y reduce considerablemente las visitas presenciales a las consultas médicas, así como los ingresos por urgencias.

Y como consecuencia directa se consigue un ahorro del gasto sanitario. Según un informe de 2013 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay más de 347 millones de personas con diabetes, una enfermedad que es una de las diez principales causas de muerte en el mundo. Esta y otras patologías crónicas afectan actualmente a más de 20 millones de personas mayores de 50 años en España y son la causa directa del 70% del gasto sanitario.

Biocat & Isabel Muntané Taller de periodisme at Associació cultural Pas9. Linkedin profile

Copyright: © Isabel Muntané / Biocat

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Ysios Capital invierte en Synendos Thera...

by Ysios Capital

Ysios Capital, gestora española líder en inversiones en el sector bi...

Diapositiva de Fotos