Juan Ayllón Barasoain, virólogo y director del Área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Burgos, aborda en un vídeo elaborado por la Unidad de Cultura Científica e Innovación de la UBU, las informaciones existentes sobre el coronavirus chino, pone en perspectiva su alcance, expone los posibles escenarios futuros y explica por qué no hace falta que cunda el pánico y el alarmismo exagerado.

"Los coronavirus son una familia de virus que generalmente se encuentran en animales y algunos han pasado a los humanos. Son responsables, entre otros, de muchos de los catarros comunes" explica este investigador. Los dos ejemplos más relevantes en los últimos 20 años han sido el SARS, síndrome respiratorio agudo grave, y el MERS, síndrome respiratorio de Oriente Medio, ambos mucho más graves que el actual coronavirus chino.

Según este virólogo es importante poner en perspectiva la gravedad de este virus: "En España la gripe en un año normal mata de forma directa a 1.000 personas (1.852 en 2018, según datos del INE) y a 10.000 de manera indirecta, convivimos con eso y no nos alarma. En el momento actual hablamos de 2.000 o 3.000 afectados con síntomas graves, que ha causado menos de 300 muertes, en un país de 2.000 millones de personas".

Respecto a las medidas adoptadas, Ayllón se muestra satisfecho con los protocolos seguidos por las autoridades chinas, como la cuarentena de la ciudad de Wuhan y las transparencia de sus actuaciones, frente a la opacidad que se achacó en el caso de SARS. "Se están siguiendo protocolos para facilitan la coordinación y acotar este problema".

Otro de aspectos que más alarma ha causado en esta situación han sido las repatriaciones, que a su juicio no suponen un problema "Menos aún en países como España, con sistemas sanitarios y profesionales con experiencia. Esta situación no es comparable a la causada por el ébola, por ejemplo. Estamos a un virus similar a la gripe, con medidas de contención sencillas".

A lo hora de evaluar los futuros escenarios el investigador dibuja 3 posibilidades. La primera es la contención total del virus, algo complicado. La segunda, y más probable, su expansión durante un tiempo con brotes ocasiones durante unos años y, por último, la más improbable, que sería una pandemia: "Aun en este caso sería un virus más, similar a otros virus respiratorios como la gripe".

La posibilidad de desarrollar un vacuna, para prevenir y antivirales, para combatir la enfermedad, las fija en unos 5 o 10 años. "Actualmente muchos grupos trabajan en su desarrollo y el trabajo previo desarrollado para otros virus similares será de gran utilidad"

Por último, para impedir la expansión del virus recomienda las mismas medidas que en el caso de la gripe: evitar el contacto con personas con síntomas, lavarse las manos con jabón -ya que la principal forma de transmisión es el contacto físico-, y evitar estornudar sin taparse la boca con el codo.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Haber nacido con bajo peso provoca cambi...

by Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica

Un estudio coordinado por investigadores de BCNatal-IDIBAPS, y que pub...

Diapositiva de Fotos