Seguro que has oído hablar del IoT en más de una ocasión, pero ¿qué es el Internet de las Cosas Médicas (IoMT)? Cuando hablamos de este concepto estamos aceptando que, efectivamente, ya hay suficientes aplicaciones del IoT en la medicina como para crear un término propio.

El IoMT lo componen dispositivos capaces de monitorizar de forma constante datos médicos, desde las pulsaciones hasta los pasos que el paciente hace cada día, entre muchos otros. Al enviarse a la red y plataformas de telemedicina, el médico puede mantenerse constantemente actualizado.

Ejemplos del Internet de las Cosas Médicas (IoMT)

El concepto IoMT puede aplicarse a cosas tan cotidianas como los relojes inteligentes e incluso el smartphone. Estaríamos hablando, por ejemplo, de las típicas aplicaciones que monitorizan cuánto caminas en el día, a qué ritmo, pulsaciones, etc. Sin duda, estas aplicaciones tienen un gran potencial de cara al tratamiento de enfermedades crónicas. Sin embargo, a veces incluso pueden resultar útiles y dar la voz de alarma en pacientes aparentemente sanos.

Sin embargo, tenemos un sinfín de ejemplos de IoMT. Más allá de los wearables habitualmente utilizados, tenemos inhaladores inteligentes para mejorar terapias respiratorias, dispositivos que miden los niveles de glucosa en sangre y envían los datos a la red y mucho más.

Un caso curioso es el de las pastillas sensorizadas, en el bote o en la misma píldora. Ya ha habido proyectos en este sentido, y se trata de una innovación que permitiría al médico saber si se están cumpliendo las pautas de medicación. En el caso de pacientes con trastornos mentales o que viven solos, sobre todo si tienen cierta edad, comprenderás que esto supondría un gran avance.

Dispositivos conectados a la red y una plataforma de telemedicina

Dicho esto, es cierto que implementar el IoMT puede suponer una inversión elevada. Sin embargo, tiene numerosas ventajas. Por un lado, se optimizan los recursos al reducir los tiempos de espera, ya que hay cosas que pueden tratarse telemáticamente. Por otro, hay menos errores en los diagnósticos y se ofrece una mejor atención al paciente, puesto que somos capaces de detectar ciertas cosas antes de lo que lo hubiéramos hecho sin estos dispositivos conectados.

¿Lo ideal? Conectarlos con un software de telemedicina. Así todo el equipo podrá acceder a los datos de forma inmediata y desde cualquier lugar. ¿Quieres empezar a digitalizar tu consulta para implementar el Internet de las Cosas Médicas (IoMT)? Contacta con nosotros.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

La deficiencia de hierro se asocia con i...

by Vall d’Hebron

El estudio demuestra que no sólo el exceso, sino también la deficien...

Diapositiva de Fotos