La elevada presión arterial o hipertensión presenta una alta prevalencia a nivel mundial. Esta patología provoca alteraciones en la estructura y función de las arterias, que se vuelven más estrechas y rígidas. Como consecuencia, se complica el flujo de sangre que llega a los tejidos, entre ellos al corazón, cerebro y riñón, pudiendo causar infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca, accidente cerebrovascular o insuficiencia renal, que son las principales causas de muerte en el mundo.

El grupo de investigación INVASC de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), ha liderado una investigación para el estudio de nuevos fármacos que permitan controlar la hipertensión y reducir el daño causado en sus órganos diana. El nuevo compuesto sintetizado por investigadores del Instituto de Química Médica (IQM-CSIC), denominado ITH13001, se ha obtenido a partir de la melatonina, una hormona producida por el organismo que tiene propiedades antioxidantes directas. “Entre los mecanismos que participan en la hipertensión destacan la inflamación crónica y el estrés oxidativo, que contribuyen a las alteraciones cardíacas y vasculares que caracterizan esta patología”, explica Raquel Hernanz, investigadora de la URJC y coautora del estudio publicado en la revista Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics. Además, según apunta la investigadora, “la hipertensión produce hipertrofia y fibrosis cardiaca, con un engrosamiento de la pared del corazón que puede provocar insuficiencia cardíaca, siendo un importante factor de riesgo para la muerte cardíaca prematura. En el presente trabajo hemos observado que ITH13001 previene estas alteraciones cardiacas”.

Tratamiento experimental con potencial aplicación clínica

Este estudio se ha llevado a cabo en un modelo experimental de hipertensión con un tratamiento corto con ITH13001 (durante 14 días) en ratones. “Hemos observado que este fármaco previene la rigidez vascular y la disfunción endotelial, un deterioro de la capacidad dilatadora de las arterias que es un factor pronóstico de futuros eventos cardiovasculares”, explica la investigadora de la URJC.

En este trabajo se ha observado que, gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, ITH13001 reduce la presión arterial y previene alteraciones cardiovasculares asociadas a la hipertensión. Por tanto, los buenos resultados obtenidos permiten considerar este compuesto como un buen candidato para el tratamiento de esta patología y la realización de estudios adicionales que confirmen sus efectos a largo plazo.

Los investigadores de la URJC pertenecen al Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV). En este estudio también han colaborado la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), el Imperial College London, el Instituto de Química Médica (IQM-CSIC) y la Universidad danesa de Aarhus.

Además, los autores de este trabajo han presentado una patente (P-08794) para el uso de ITH13001 para el tratamiento de las alteraciones cardiovasculares asociadas a la hipertensión arterial.

Irene Vega.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

El diagnóstico genético neonatal mejor...

Un estudio con datos de los últimos 35 años, ind...

Más de 1.500 cambios epigenéticos en e...

Un equipo de investigadores de la Universidad Juli...

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

Destacadas

Eosinófilos. ¿Qué significa tener val...

by Labo'Life

En nuestro post hablamos sobre este interesante tipo de célula del si...

Los ovocitos retienen y degradan proteí...

by Centre for Genomic Regulation

Un equipo del Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona ha de...

Diapositiva de Fotos