El estudio, que ha contado con la colaboración de un equipo de investigadores, oncólogos y patólogos del Instituto Catalán de Oncología (ICO), el IDIBELL y el Hospital Universitario de Bellvitge, ha identificado como la combinación de inhibidores de las proteínas PP2A y WEE1 induce la muerte de las células cancerígenas de colon, ofreciendo una nueva perspectiva en el tratamiento de esta enfermedad.

El cáncer de colon es conocido por su complejidad y, sobre todo, por su capacidad para resistir los tratamientos convencionales, pero un estudio publicado en la revista Cancer Discovery, ha identificado y validado, a nivel preclínico, una estrategia novedosa que permitiría aprovechar la activación de las vías oncogénicas para inducir la muerte de las células cancerígenas.

Este estudio, que ha sido encabezado y liderado por el investigador Rene Bernards del instituto de investigación NKI (Netherlands Cancer Institute) de Ámsterdam, ha contado con la colaboración de investigadores del Instituto Catalán de Oncología (ICO), el IDIBELL y el Hospital de Bellvitge.

Inhibir la proteína PP2A para desencadenar la muerte de las células cancerígenas

Este estudio se centra en la inhibición de la proteína fosfatasa 2A (PP2A), una enzima que desempeña un papel crucial en la regulación de múltiples vías de señalización celular relacionadas con el cáncer. El equipo de investigación ha descubierto que la inhibición de PP2A no sólo activa múltiples vías oncogénicas (hiperactivación), sino que también desencadena respuestas de «estrés» a las células cancerígenas.

Mediante screenings genéticos y de librerías de compuestos identificaron que la inhibición combinada de PP2A y WEE1, una quinasa implicada en la regulación del ciclo celular, tenía un efecto antitumoral sinérgico en múltiples modelos de cáncer, consiguiendo suprimir el crecimiento tumoral a nivel preclínico, tanto en cultivos celulares como en modelos animales. Además, se ha observado que las células cancerígenas tratadas con esta combinación terapéutica no desarrollaron resistencia perdiendo capacidad para formar tumores.

Para el investigador del Programa ProCURE del ICO y el IDIBELL, Alberto Villanueva, “este descubrimiento, una vez validado en ensayos clínicos con pacientes, puede representar un paso importante hacia el desarrollo de un tratamiento efectivo para pacientes con cáncer de colon”, y añade: “esta nueva estrategia farmacológica, basada en la hiperactivación de las vías de señalización oncogénicas, que provoca un gran estrés celular, combinada con la disrupción de las vías de respuesta celular al estrés, también puede ser efectiva para el tratamiento de otros tipos de tumores como se demuestra en el trabajo.”

La inhibición combinada de las proteínas PP2A y WEE1 produce un colapso en la replicación del ADN desencadenando la aparición de mitosis prematura seguida de “muerte celular”. Como consecuencia de este trabajo en unos meses empezará un ensayo clínico fase I en Holanda (NCT06109883) donde se evaluará la seguridad, la tolerabilidad, la farmacocinética y la eficacia preliminar de la combinación en pacientes con cáncer colorrectal metastático.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

La exposición al frío y al calor duran...

El equipo de investigadores observó cambios en el...

Uso de RNA móviles para mejorar la asim...

El gen AtCDF3 promueve una mayor producción de az...

El diagnóstico genético neonatal mejor...

Un estudio con datos de los últimos 35 años, ind...

Destacadas

Eosinófilos. ¿Qué significa tener val...

by Labo'Life

En nuestro post hablamos sobre este interesante tipo de célula del si...

Nuevo avance en inmunoterapia vírica de...

by Universitat de Barcelona

Han desarrollado una nueva cepa del virus vaccinia, que es capaz de re...

Diapositiva de Fotos