El Instituto Catalán de Oncología (ICO) y el Plan Director de Oncología (PDO) de Cataluña han desarrollado un estudio en el que se calculan los costes de un programa organizado y poblacional de cribado basado en la prueba del Virus del Papiloma Humano (VPH). Según los resultados obtenidos, con los mismos recursos económicos que en la actualidad se utilizan para cubrir un 40%, se podría llegar a cubrir hasta el 71% del total de la población femenina de entre 25 a 65 años. Esto significaría un cambio de programa oportunista actual, basado en la citología cada 3 años, a un programa organizado basado en la prueba del VPH cada 5 años.
Este estudio acaba de ser publicado coincidiendo con el Día Mundial del Virus del Papiloma Humano que se celebra, por segunda vez, el 4 de marzo. El Instituto Catalán de Oncología (ICO), a través del Programa de Investigación en Epidemiologia del Cáncer (PREC) es un centro de referencia en VPH a nivel mundial, con una trayectoria de más de 20 años en la investigación epidemiológica para la prevención y control del cáncer relacionado con el virus del VPH en la población.

El cribado cervical como herramienta en la prevención del VPH

En la actualidad, la estrategia del cribado en Cataluña tiene dos características importantes: la citología como prueba principal y, por otra parte, que se lleva a cabo a través de un programa oportunista. Así pues, el protocolo actual recomienda una revisión ginecológica cada 3 años con citología en mujeres de 25 a 65 años. En esta visita ginecológica se toma una muestra del cuello de útero para realizar la citología. Cabe destacar que, hasta el día de hoy, esta es la prueba más utilizada a nivel mundial para realizar este tipo de cribado.

Sin embargo, al ser oportunista implica que son las mujeres las que deben solicitar esta prueba en lugar de citarlas activamente a través de un programa de prevención. En la actualidad, con este sistema oportunista se estima que aproximadamente el 40% de las mujeres catalanas entre 25 a 65 años se realizan esta prueba a través de la sanidad pública.

El estudio realizado por el ICO y el PDO demuestra que, tal y como se esta realizando en la actualidad este tipo de cribado de cuello de útero genera un gasto en el sistema público de Cataluña de 28 millones de euros anuales, que corresponden a unos 8,6 euros por mujer. Este gasto incluye el cribado, estudios de seguimiento, diagnóstico y tratamiento.

Nuevo programa organizado y poblacional

En buena parte, y como consecuencia del cribado, Cataluña se ha mantenido como una de las regiones del mundo con menos casos de cáncer de cuello de útero. Sin embargo, en la actualidad todavía se diagnostican 270 casos y mueren 93 mujeres anualmente por este tipo de cáncer, la mayoría en mujeres que no se han realizado cribados en las pautas establecidas.

Estudios anteriores del grupo del Programa de Investigación en Epidemiología del Cáncer demostraban que la utilización de una nueva prueba de cribado para detectar el VPH es más efectiva y más coste-efectiva que la citología. Además, permite alargar hasta 5 años el tiempo entre revisiones ginecológicas en vez de los 3 años que se recomienda con la citología sin disminuir la efectividad. La prueba detecta la presencia del ADN del VPH, que es el causante del cáncer del cuello de útero. La infección por VPH produce alteraciones en las células que en algunos casos pueden acabar produciendo un cáncer. Si estas alteraciones se diagnostican y se tratan a tiempo, se evita que se pueda desarrollar un cáncer en el futuro. El cribado de cuello uterino tiene como objetivo detectar y tratar estas alteraciones.

El virus del papiloma humano (VPH) pertenece a un grupo de virus que infectan la piel y las mucosas. La mayoría de las infecciones por VPH pasan desapercibidas y no tienen ninguna importancia clínica, pero en algunos casos pueden producir lesiones benignas, como verrugas genitales y, con menor frecuencia lesiones malignas, como algunos tipos de cáncer (de cuello uterino, de pene, de vulva, vagina, de ano o de orofaringe).

La evidencia científica también ha demostrado que un programa organizado y poblacional, en el que se invite a todas las mujeres regularmente de manera activa, es más efectivo que un programa oportunista. Es por este motivo que desde el Departamento de Salud después de esta evidencia científica, tanto a nivel europeo como a nivel catalán, está trabajando en cómo implementar este nuevo programa en Cataluña.

Diaz M, Moriña D, Rodríguez-Salés V, Ibáñez R, Espinás JA, de Sanjosé S. Moving towards an organized cervical cancer screening: costs and impact. Eur J Public Health. 2018;28(6):1132-8.

Fuente: Institut Català d'Oncologia (ICO)

http://ico.gencat.cat/es/detall/noticia/Nova-Noticia-11060
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Dos investigadoras del IIS La Fe y del i...

by Instituto de Investigación Sanitaria La Fe

Las doctoras Sandra Monfort, del Instituto de Investigación Sanitaria...

Diapositiva de Fotos