Una estrategia de inmunoterapia se basa en lograr que células defensivas del paciente, los linfocitos T, detecten las células tumorales y las ataquen. Para ello los linfocitos T se extraen de la persona enferma, se modifican en el laboratorio y se reinyectan de nuevo. Estas estrategias para “redirigir” a los linfocitos T están teniendo impacto clínico en canceres hematológicos. En particular las terapias, llamadas de receptores de antígenos quiméricos (CARs, siglas en inglés) han transformado el pronóstico de algunos tipos de leucemias y linfomas. Pero hoy día solo parte de los pacientes obtiene beneficios significativos a largo plazo.

La Unidad Mixta de Investigación Clínica en Inmunoterapia del Cáncer del Hospital 12 de Octubre-Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), liderada por Luis Álvarez-Vallina, está desarrollando una terapia celular pionera que utiliza la inmunoterapia y la tecnología RNA. “Nuestro proyecto de terapia celular desarrolla un nuevo procedimiento de inmunoterapia para tratar a pacientes con cánceres hematológicos. La terapia consiste en aislar células T del paciente y modificarlas con una secuencia de RNA para que produzcan señuelos moleculares (anticuerpos biespecíficos), que van a permitir que las células del paciente, una vez reintroducidas, sean capaces de identificar y destruir a las células tumorales”, explica Álvarez-Vallina.

Se trata del Proyecto STAR, financiado por la Agencia Estatal de Investigación (AEI) con 149.150 euros dentro de la convocatoria de ‘Pruebas de Concepto 2021’.

La nueva terapia ha sido ensayada en modelos pre-clínicos y es en el contexto de esta convocatoria de Prueba de Concepto cuando se estudia su viabilidad para llevar el producto al mercado, más allá de un resultado científico.

Este investigador y los demás creadores de la nueva inmunoterapia, gracias a esta ayuda han constituido una empresa spin off para agilizar el desarrollo de nuevos productos celulares con potencial aplicación en tumores sólidos, “para beneficiar a los pacientes lo antes posible”, añade Álvarez-Vallina.

Los siguientes pasos serán finalizar la validación pre-clínica, optimizar los procesos de producción celular e iniciar los trámites regulatorios con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios para poder realizar un ensayo clínico. Esperamos que esta terapia puede llegar a los pacientes en los próximos dos años.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

La exposición al frío y al calor duran...

El equipo de investigadores observó cambios en el...

Uso de RNA móviles para mejorar la asim...

El gen AtCDF3 promueve una mayor producción de az...

El diagnóstico genético neonatal mejor...

Un estudio con datos de los últimos 35 años, ind...

Destacadas

Eosinófilos. ¿Qué significa tener val...

by Labo'Life

En nuestro post hablamos sobre este interesante tipo de célula del si...

Núria Montserrat recibe financiación d...

by IBEC - Institut de Bioenginyeria de Catalunya

Estos fondos están destinados a financiar un innovador proyecto cuyo ...

Diapositiva de Fotos