El descubrimiento y desarrollo de la penicilina es uno de los avances de la ciencia y la medicina que ha salvado más vidas. En la actualidad, la penicilina sigue utilizándose para hacer frente a determinadas infecciones. No obstante, como ocurre con otros fármacos, algunas personas sufren una reacción adversa que no solo compromete la eficacia del antibiótico sino que puede poner en peligro la salud y la vida del paciente.

Los investigadores han utilizado información de cuatro grandes cohortes que, unidas, suman más de 1 millón de personas, entre ellas, más de 100 000 con respuesta adversa a la penicilina. En primer lugar, obtuvieron información relativa a la respuesta a la penicilina y la variación genética procedente de los registros clínicos electrónicos de los biobancos de Reino Unido, Estonia y el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt. Al comparar las frecuencias de miles de polimorfismos entre aquellas personas que muestran una respuesta adversa a la penicilina y aquellas que muestran una respuesta normal, el equipo detectó dos regiones del genoma relacionadas con la respuesta a la penicilina: una de ellas localizada en el gen del complejo de histocompatibilidad mayor HLA-B y otra en el gen PTPN22.

A continuación, los investigadores validaron los resultados obtenidos con datos obtenidos de la empresa 23andMe. En este caso, la información relativa a la respuesta a la penicilina no procedía de datos clínicos sino de la respuesta de los usuarios en cuestionarios.

Los resultados del análisis plantean que los portadores del alelo HLA-B*55:01 tienen un mayor riesgo relativo (un 33% más) de tener alergia a la penicilina que el resto de la población.

Los mecanismos exactos de la relación de HLA-B*55:01 con la respuesta al antibiótico no están del todo claros. No obstante, los investigadores destacan que el sistema de genes HLA representa la región del genoma más polimórfica en relación a la respuesta inmunitaria adaptativa, por lo que podría estar relacionada con la activación de los linfocitos T que suele ser necesaria en la respuesta adversa a otros fármacos donde se ven implicados los genes HLA.

Los resultados del trabajo, que deberán ser confirmados en otros estudios, podrían facilitar la identificación de aquellas personas en riesgo a tener alergia a la penicilina y evitar reacciones no deseadas. Además, revelan algunas claves de los mecanismos biológicos que podrían intervenir en la intolerancia al antibiótico. “Al examinar otras condiciones asociadas al alelo HLA-B*55:01 encontramos una asociación significativa con menor número de glóbulos blancos”, señala Kristi Krebs, primera autora del trabajo. “Además, la mayor coincidencia solapaba con regiones con función reguladora en los linfocitos T y correlacionan con la expresión de PSOR1C3, que ha sido asociado previamente a reacciones hipersensibles a diversos fármacos”. La investigadora señala que estos datos apuntan a que la variante podría predisponer a un proceso, mediado por linfocitos, que lleva a una reacción a la penicilina retrasada.

Artículo original: Krebs K, et al. Genome-wide Study Identifies Association between HLA-B55:01 and Self-Reported Penicillin Allergy. Am J Hum Gen. 2020. DOI: https://doi.org/10.1016/j.ajhg.2020.08.008

Fuente: Scientists identify genetic risk factors underlying penicillin allergy. https://www.news-medical.net/news/20200903/Scientists-identify-genetic-risk-factors-underlying-penicillin-allergy.aspx

Subscribe to Directory
Write an Article

Recent News

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Highlight

Interview with Dámaso Molero, general m...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero: “There are great opportunities in Latin America for ...

Closing in on Myc inhibition: a marathon...

by VHIO

We have come a long way to get to this point, with many twists and une...

Photos Stream