El Hospital Vall d'Hebron utiliza de forma pionera la tecnología de la PET-TC para facilitar un diagnóstico más rápido, eficaz y preciso de la endocarditis infecciosa, una patología cardíaca que afecta principalmente a pacientes portadores de algún tipo de válvula o dispositivo en el corazón. Esta técnica, de la cual se podrán beneficiar unos 50 pacientes cada año, es posible gracias al equipamiento PET-TC, que incorpora sistemas de sincronización con el electrocardiograma, lo que mejora la calidad de imagen del tórax y permite detectar lesiones de tamaño muy pequeño.

La aplicación de la combinación de la PET-TC en el diagnóstico de la endocarditis infecciosa valvular protésica asociada a dispositivos intracardíacos mejora hasta el 93% la catalogación de las endocarditis (por confirmación o rechazo) y facilita su diagnóstico, según un estudio que diferentes profesionales del Hospital Universitario Vall d'Hebron han presentado en el Congreso de la Sociedad Española de Medicina Nuclear, donde ha obtenido el premio a la Mejor Comunicación Oral. En el estudio, que se inició en octubre de 2012 con la puesta en marcha de la PET-TC, uno de los equipamientos de más alta gama del Estado español, han participado varios profesionales del Hospital: médicos especialistas en medicina nuclear, radiólogos y cardiólogos.

El uso de la PET-TC, que está sincronizada con el electrocardiograma, en enfermos portadores de prótesis valvulares y dispositivos intracardíacos, permite estudiar el estado de las válvulas cardíacas protésicas, tanto en lo que se refiere al metabolismo glicídico (18F-FDG), indicador de infección, como por el detalle anatómico de la angioTC cardíaca sincronizada, que permite determinar el alcance de las posibles lesiones infecciosas, lo que facilita un diagnóstico preciso y rápido de la enfermedad y, por tanto, permite instaurar el tratamiento adecuado, farmacológico o quirúrgico, más rápidamente que con las técnicas tradicionales.

Además, la utilización de esta técnica en pacientes portadores de dos o más dispositivos intracardíacos permite distinguir cuáles están afectados y tratarlos de manera selectiva. En el caso de que fuera necesario intervenir quirúrgicamente, sólo se retiraría el dispositivo afectado y no la totalidad, como se había hecho hasta ahora. La nueva técnica diagnóstica puede ayudar a que los tratamientos sean menos agresivos. Se calcula que cerca de 50 pacientes al año podrían beneficiarse del uso de esta técnica pionera.

Esta PET-TC, que se puso en funcionamiento en 2012, en el Hospital Universitario Vall d'Hebron con la colaboración del Instituto de Diagnóstico por la Imagen, proporciona información de gran precisión, metabólica y anatómica, ya que presenta una imagen combinada de la información procedente de la tomografía por emisión de positrones (PET) y la de la tomografía radiológica (angioTC). El resultado espacial y de contraste permite obtener unas imágenes fieles de los procesos biológicos que se desarrollan en el interior del organismo. Además, la alta sensibilidad de los detectores PET aporta una gran eficiencia en la detección y resolución espacial que permite identificar y caracterizar lesiones de tamaño muy pequeño (subcentimétricas) con unas dosis mínimas de radiación de los pacientes.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Ysios Capital invierte en Synendos Thera...

by Ysios Capital

Ysios Capital, gestora española líder en inversiones en el sector bi...

Diapositiva de Fotos