Para superar las limitaciones de las técnicas de localización preoperatoria usadas para el tratamiento de cáncer de mama, investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y del CIBER-BBN ꟷcon la colaboración del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, el Hospital HM Sanchinarro y la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) ꟷ han desarrollado un nuevo método que combina la información de la imagen preoperatoria con la de la superficie de la paciente, y así determina la posición del tumor en la denominada posición quirúrgica, es decir, la que necesita conocer el cirujano antes de la intervención. Esta nueva técnica puede proporcionar una metodología alternativa o complementaria a los actuales métodos de localización preoperatoria ya que, a diferencia de ellos, no requiere una intervención previa, lo que reducirá tanto el impacto psicológico de la paciente como los costes del protocolo preoperatorio.

El cáncer de mama es el tipo más común de cáncer en mujeres en todo el mundo. En 2020 se diagnosticaron 2,3 millones de nuevos casos, lo que representa alrededor de un cuarto de todos los cánceres en mujeres. Mejoras en el diagnóstico radiológico y programas de detección temprana han aumentado la identificación de lesiones mamarias no palpables para las cuales el tratamiento es la cirugía conservadora. El objetivo de la cirugía conservadora es la extirpación del tumor y de un pequeño margen de tejido a su alrededor manteniendo la forma de la mama en su conjunto.

El diagnóstico preoperatorio por imagen tiene utilidad limitada como herramienta para guiar la cirugía, ya que las imágenes se adquieren en posiciones muy diferentes respecto a la posición en la que se realiza la intervención quirúrgica. Por lo tanto, es necesario localizar las lesiones mamarias ocultas antes de la intervención. Actualmente, las técnicas para localizar lesiones antes de la cirugía tienen muchas limitaciones y suponen una intervención adicional.

En este nuevo trabajo llevado a cabo por investigadores del Grupo de Tecnologías de Imágenes Biomédicas (Biomedical Imaging Technologies BIT) de la UPM y del CIBER-BBN, que ha contado con la colaboración del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, el Hospital HM Sanchinarro de Madrid y la UC3M, se ha desarrollado una técnica que permite estimar la localización del tumor en la posición quirúrgica, lo que puede proporcionar una metodología alternativa o complementaria a los actuales métodos de localización preoperatoria utilizados en la práctica clínica. El nuevo método combina la información de la imagen preoperatoria con la de la superficie de la paciente, adquirida en el quirófano utilizando un escáner óptico, y así se consigue determinar la posición del tumor en la posición de la cirugía.

Esquema del flujo de trabajo. A partir de la imagen de Resonancia Magnética preoperatoria en la posición prona y de la superficie de la paciente adquirida con un escáner óptico en el quirófano, se estima la posición del tumor usando una novedosa técnica de registro volumen-superficie. Fuente: UPM

Los resultados obtenidos usando datos de casos clínicos, muestran la posibilidad de obtener una localización precisa del tumor a partir de una sola imagen preoperatoria y de la superficie de la paciente adquirida en la posición quirúrgica, alternando mínimamente el protocolo preoperatorio.

La técnica desarrollada se ha implementado para su inclusión en una herramienta capaz de presentar al cirujano la escena intraoperatoria con modelos tridimensionales de la superficie y de la lesión, así como su proyección en la piel (Figura 2). De esta manera, se puede brindar una lectura rápida e intuitiva de la escena intraoperatoria para guiar la resección tumoral. Los resultados son prometedores y comparables con métodos existentes que implican cambios significativos en el protocolo de adquisición de imagen preoperatorio.

En opinión de Felicia Alfaro, investigadora de la UPM participante en el estudio: “Al habilitar una nueva manera no invasiva de localizar las lesiones previa a la cirugía, las aplicaciones futuras de este trabajo pueden tener un impacto importante en la práctica clínica. Por ejemplo, evitar una intervención adicional reduciendo el impacto psicológico para la paciente y reducir los costes del protocolo preoperatorio.”

F. Alfano, L. Cordero-Grande. J. E. Ortuño, K. F. García, M. García-Sevilla, O. B. Zamora, M. H. Conde, S. Lizarraga, A. Santos, J. Pascau, M. J. Ledesma-Carbayo. Breast Tumor Localization by Prone to Supine Landmark Driven Registration for Surgical Planning, in IEEE Access, vol. 10, pp. 122901-122911, 2022, doi: 10.1109/ACCESS.2022.3223658.

Imagen principal: La técnica está implementada para su inclusión en una herramienta capaz de representar los modelos 3D de la escena intraoperatoria, incluyendo la superficie intraoperatoria, la posición estimada de la lesión y su proyección en piel. Fuente: UPM

Subscribe to Directory
Write an Article

Recent News

El diagnóstico genético neonatal mejor...

Un estudio con datos de los últimos 35 años, ind...

Más de 1.500 cambios epigenéticos en e...

Un equipo de investigadores de la Universidad Juli...

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

Highlight

Eosinófilos. ¿Qué significa tener val...

by Labo'Life

​En nuestro post hablamos sobre este interesante tipo de célula del...

The Bigas Lab finds Notch self-inhibitio...

by IMIM - Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques

It has been found that the population of haematopoietic stem cells (HS...

Photos Stream