Si hablamos de inmunidad ante la infección COVID-19, lo primero que pensamos suele ser en los anticuerpos capaces de bloquear el virus. Incluso asociamos la idea: pérdida de anticuerpos es igual a pérdida de inmunidad. Sin embargo, se ha visto que el sistema inmune es capaz de memorizar su respuesta incluso cuando no hay anticuerpos.

Anticuerpos y COVID-19

En varios estudios se ha constatado que puede haber 10-20% de personas recuperadas de la infección que no lleguen a producir anticuerpos. No se sabe aún cuál es el motivo, puede depender de la gravedad de la infección, de la cantidad de virus inoculada o de la respuesta inmune personal.

Por otra parte, también se ha estudiado la desaparición paulatina de anticuerpos. Por ejemplo, en un estudio alemán se obtuvo que una de cinco personas recuperadas de la enfermedad ya no tenía anticuerpos después de 6 meses.

Células T y COVID-19

La buena noticia es que a pesar de la no formación o desaparición de anticuerpos se ha observado que la inmunidad celular adaptativa juega también un papel muy importante en la respuesta contra el virus. Sus principales agentes, las células T, son capaces de detectar y destruir células del huésped infectadas por él. Las personas infectadas por COVID-19 pueden generar células T específicas contra 15-20 fragmentos de proteínas diferentes del virus. Además estos fragmentos pueden variar mucho entre la población curada. En los estudios de diseño de las vacunas también se ha detectado esta formación de células T y además en estudios preliminares esta protección se ha visto aumentada en personas que tras pasar la infección recibieron una dosis de vacuna.

Memoria inmunológica

Lo más interesante por tanto de cara a desarrollar una protección a largo plazo parece ser la formación de células inmunes de memoria. Los linfocitos B y T son capaces de interactuar para conseguirlo. Los estudios preliminares ofrecen datos sobre esta capacidad de que nuestro sistema inmune pueda entrenarse con el tiempo y generar recursos con memoria y flexibilidad que puedan enfrentarse de nuevo al virus. Si bien, aún seguimos aprendiendo sobre cómo se forma esta memoria inmunológica, cómo evoluciona y cuánto tiempo se mantiene, y sobre su formación en individuos que han pasado la infección y que han sido vacunados.

Bibliografía

  1. Schwarzkopf S, Krawczyk A, Knop D, Klump H, Heinold A, Heinemann FM, et al. Cellular Immunity in COVID-19 Convalescents with PCR-Confirmed Infection but with Undetectable SARS-CoV-2–Specific IgG. Emerg Infect Dis. 2021;27(1):122-129
  2. Ni, L., et al. Detection of SARS-CoV-2-Specific Humoral and Cellular Immunity in COVID-19 Convalescent Individuals. Immunity. 2020. 52(6), 971–977.e3
  3. Cox, R.J., Brokstad, K.A. Not just antibodies: B cells and T cells mediate immunity to COVID-19. Nat Rev Immunol.2020. 20, 581–582
  4. Aziz, N.A., Corman, V.M., Echterhoff, A.K.C. et al. Seroprevalence and correlates of SARS-CoV-2 neutralizing antibodies from a population-based study in Bonn, Germany. Nat Commun. 2021. 12, 2117
  5. Robbiani DF, et al. Convergent antibody responses to SARS-CoV-2 in convalescent individuals. Nature. 2020 Aug;584(7821):437-442
  6. Ewer KJ, et al.; T cell and antibody responses induced by a single dose of ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222) vaccine in a phase 1/2 clinical trial. Oxford COVID Vaccine Trial Group. Nat Med. 2021 Feb;27(2):270-278
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Así afecta a la salud respiratoria la n...

by Fundación Andaluza para la Divulgación de la Innovación y el Conocimiento

A falta de conocer la magnitud, concentración y dispersión de los ga...

Diapositiva de Fotos