Como toda alergia, las alergias respiratorias son reacciones patológicas del sistema inmunitario (en forma de respuesta inflamatoria exagerada) hacia sustancias (los alérgenos) que en realidad no son nocivas y que no causan ningún problema en otras personas que no tienen tendencia alérgica. En el caso concreto de las alergias respiratorias, la respuesta inmunitaria anómala se da dentro del sistema respiratorio, ya sea en las vías aéreas superiores (rinitis alérgica) o inferiores (asma alérgica y alveolitis alérgica).

En el origen, aparte de factores genéticos y hereditarios de la persona afectada, también influyen factores medioambientales, como el nivel y el tiempo de exposición al potencial alérgeno.

Polen y otras sustancias causantes de alergias respiratorias

Las alergias respiratorias tienen su origen en sustancias que se hallan en el aire, tanto en espacios interiores como exteriores. Por lo general, los alérgenos de interior producen síntomas crónicos y los de exterior son más frecuentemente estacionales (la más conocida es la alergia primaveral). Las sustancias más conocidas que causan alergias son:

  • Polen
    • Árboles (olivo, plátano de sombra…)
    • Malezas (hierba de San Juan, pies de ganso, manzanilla…)
    • Hierbas (gramíneas)
  • Hongos
    • Alternaria
    • Cladosporium
  • Pelos de animales
    • Gatos
    • Perros
  • Ácaros
  • Insectos
    • Cucarachas
    • Polillas

En la respuesta alérgica aparte de las sustancias en sí pueden influir otros factores desencadenantes mediante mecanismos que, en ocasiones, todavía se deben dilucidar: los nervios y el estrés, el llanto, ciertos tipos de alimentos (ácidos o picantes), el resfriado, los olores fuertes, los humos, el polvo, cambios bruscos de temperatura, la práctica de ejercicio excesivo… En el caso del ejercicio físico afecta en particular a las personas asmáticas y se debe a que la respiración rápida enfría y seca las vías respiratorias que, al calentarse de nuevo, se estrechan. Esta situación se da especialmente cuando el aire es frío y seco.

Los principales síntomas de las alergias respiratorias

Según la alergia respiratoria en cuestión nos encontramos ante diferentes tipos de síntomas, que afectarán de forma diferente a cada individuo y cuya intensidad (de leves a graves) también será variable, dependiendo de la genética y de la exposición al alérgeno (nivel y duración).

En el caso de la rinitis alérgica, los principales síntomas son:

  • Picor nasal
  • Estornudos
  • Mucosidad generalmente acuosa
  • Congestión nasal
  • En ocasiones conjuntivitis

El asma alérgica se caracteriza por:

  • Tos
  • Silbidos o pitidos cuando se respira
  • Sensación de ahogo
  • Dolor u opresión del pecho
  • Secreciones o mucosidad
  • Fatiga

La alveolitis alérgica presenta un cuadro más severo con:

  • Tos
  • Disnea
  • Fiebre
  • Malestar general
  • Escalofríos
  • Artromialgia

El caso especial de bebés y niños

Por todos es conocido que los bebés y niños son imanes para resfriados, de allí deriva posiblemente la palabra “mocoso”. Especialmente al empezar la guardería y el colegio son frecuentes los episodios de estornudos, tos y mocos. No obstante, si la duración de este estado se prolonga más allá de unas pocas semanas, conviene descartar que la causa no sea otra, como por ejemplo una alergia ya que en ocasiones los síntomas pueden ser bastante molestos y causarles un impacto notable en su vida diaria: falta de concentración, insomnio, dolores de cabeza, etc.

¿Qué pruebas existen para determinar las alergias?

Para salir de dudas, tanto en el caso de bebés y niños como en el caso de los adultos, lo mejor es acudir a un alergólogo que realizará las pruebas pertinentes entre las que se encuentran:

  • Pruebas cutáneas con alérgenos específicos. Suelen realizarse con la técnica conocida como “prick”. No suponen apenas riesgos para el paciente y además son son rápidas, indoloras, sensibles y reproducibles.
  • Los análisis de sangre y secreción mucosa. Permiten comprobar la existencia de marcadores moleculares (IgE) y celulares (eosinófilos) de la alergia.
  • Las pruebas de provocación en las mucosas. En estas pruebas se utilizan de forma controlada los alérgenos supuestamente implicados para certificar la relación entre la exposición al alérgeno y los síntomas.
  • Pruebas de función respiratoria
  • Prueba de broncodilatación

¿Cuál es el tratamiento de las alergias respiratorias?

Por el momento no existe ninguna cura definitiva para las alergias, pero sí se ha avanzado mucho en su tratamiento enfocado en la prevención y en el alivio de los síntomas. Las principales opciones que existen actualmente son:

  • Evitar la exposición al alérgeno. En ocasiones basta para controlar la enfermedad (por ejemplo, la alergia a gatos), pero en otras es casi imposible evitar el contacto, como es el caso de los alérgenos ambientales (ácaros, hongos, polen…). En este caso puede servir la aplicación de algunas medidas higiénicas.
  • Medicamentos que tratan los síntomas, como los antihistamínicos y los corticoesteroides. No obstante, tenemos que considerar que son soluciones temporales y que el efecto beneficioso desaparece al suprimir el tratamiento y que en ocasiones tienen efectos secundarios no deseados sobre la salud del paciente.
  • La inmunoterapia hiposensibilizante, que consiste en la administración progresiva de cantidades dosis pequeñas y crecientes del alérgeno con el fin de modular la respuesta inmune y de esta forma disminuir los síntomas en posteriores exposiciones al agente causante.
  • La microinmunoterapia, al utilizar moléculas propias de nuestro sistema inmune, como las citoquinas que regulan los procesos de inflamación, en dosis inferiores o iguales a las fisiológicas, puede modular las acciones anómalas del sistema inmune y contribuir a aliviar los síntomas de las alergias.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Baeza ML. Los agentes causantes de las enfermedades alérgicas. En [Libro de las enfermedades alérgicas de la Fundación BBVA]. Editorial Nerea, SA. 2012. ISBN 978-84-92937-15-8.
  2. Alergia respiratoria. Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). [Consultado el 11.03.2021]. Disponible en: https://www.seaic.org/pacientes/conozca-su-enfermedad/enfermedades-alergicas-respiratorias
  3. Los síntomas de rinitis alérgica también se pueden manifestar en casa. Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica. [Consultado el 11.03.2021]. Disponible en: https://www.seicap.es/es/los-s%C3%ADntomas-de-rinitis-al%C3%A9rgica-tambi%C3%A9n-se-pueden-manifestar-en-casa_86111
  4. Del Giacco SR, Firinu D, Bjermer L, Carlsen KH. Exercise and asthma: an overview. European Clinical Respiratory Journal. 2015;3(2):27984.
Subscribe to Directory
Write an Article

Recent News

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Highlight

Interview with Dámaso Molero, general m...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero: “There are great opportunities in Latin America for ...

A chip against chronic bacterial infecti...

by IBEC - Institut de Bioenginyeria de Catalunya

IBEC researchers develop a device that allows to grow biofilms and ana...

Photos Stream