Casi dos de cada diez perros en Navarra están infectados de leishmaniasis, aunque no siempre desarrollan la enfermedad. Los últimos estudios analizados por el Instituto de Salud Tropical (ISTUN) y el departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra indican que desde 1997 a 2020 la seroprevalencia en perros en la Comunidad foral se ha triplicado y ha aumentado del 5,9 al 18%.

El 1 de junio se celebra el Día Nacional de la Prevención de la leishmaniasis canina. Una enfermedad que afecta a una media de 385.000 perros al año, el 15% del total censado en España, y de los cuales solo un 3% está vacunado. Además, la mitad de los canes infectados son asintomáticos, lo que dificulta el diagnóstico y la capacidad de impedir la propagación de la enfermedad a otros perros.

La leishmaniasis es una de las líneas de investigación que desarrolla el ISTUN. Los expertos corroboran que una adecuada respuesta frente a esta amenaza es la prevención a través de pipetas, sprays repelentes y collares así como la detección precoz de la enfermedad. Además, desde el mismo Instituto, se busca aproximar la investigación a la aplicación clínica en colaboración con hospitales, clínicas veterinarias y centros de investigación ubicados en regiones afectadas, con el objetivo de lograr una participación activa contra este problema de salud global.

La leishmaniasis es un grupo de enfermedades causadas por un parásito del género Leishmania. Dicho parásito se transmite a través de la picadura de un flebotomo (una variedad de mosquito). Los síntomas en perros se manifiestan a través de problemas musculares, oculares, renales y heridas en la piel. En humanos produce tanto lesiones cutáneas como viscerales.

Factores de riesgo y razas más sensibles

La leishmaniasis canina es una enfermedad ampliamente extendida por todo el territorio nacional. Los estudios de seroprevalencia en perros en España han sugerido unas tasas de infección que varían desde 2% al 57,1% según el área. Entre los factores de riesgo están: la movilidad de perros, de forma habitual, entre las Comunidades Autónomas (caza, escapadas de fin de semana, vacaciones, etc); el cambio climático -el aumento de las temperaturas favorece el desarrollo del vector-; los paseos, las excursiones en montaña, que aumentan la exposición a las picaduras; perros que viven una parte del tiempo o todo el tiempo al aire libre; la cercanía de zonas con agua estancada o con el paso del río cerca, aumentando la casuística en zonas próximas al río Ebro; y los paseos vespertinos con nuestro perro, ya que es al atardecer cuando se ha observado más carga parasitaria en el ambiente.

“La leishmaniasis afecta a todo tipo de perros, sin embargo, existen razas más sensibles que otras, por ejemplo, Bóxer, Pastores Alemanes, Cocker Spaniel y Rottweilers, y en general, perros de caza, por estar más expuestos”, asegura Aroia Burguete, del grupo Leishmaniasis-Dianas Terapéuticas y diagnóstico Molecular del ISTUN y del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra.

Subscribe to Directory
Write an Article

Recent News

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Highlight

Interview with Dámaso Molero, general m...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero: “There are great opportunities in Latin America for ...

Apposite Capital refuerza su apuesta por...

by NIMGenetics

La firma británica se convierte en accionista mayoritario de la empre...

Photos Stream