El encuentro de referencia en el campo del tratamiento del cáncer con inmunoterapia se celebró de nuevo el pasado 9 de abril, en formato híbrido. Este año, las ponencias se han centrado en la investigación y el desarrollo de este tratamiento para diversos tipos de tumores, así como en el diagnóstico molecular.

Entender qué factores hacen que la inmunoterapia funcione en unos pacientes con cáncer y no en otros, la estructura y la genética de los tumores para escoger el tratamiento más adecuado, centra en estos momentos la investigación en este campo, como se pudo ver el pasado 9 de abril en una nueva edición del congreso Optimizing Immunotherapy,New Approaches, Biomarkers, Sequences and Combinations, celebrado en formato híbrido y organizado por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM y el Hospital del Mar. El encuentro reunió a una veintena de los principales expertos del mundo en la investigación y la aplicación clínica de los tratamientos con inmunoterapia, para analizar los últimos avances y cuál será su futuro. Ha tenido el aval de la SEOM, la SOGUC y el CIBERONC.

Como indicó el Dr. Joaquim Bellmunt, director del congreso, investigador del IMIM y profesor asociado de la Harvard Medical School, "el punto clave es el desarrollo de biomarcadores y de factores predictivos de respuesta a los medicamentos que nos ofrece la inmunoterapia". Es decir, localizar las dianas específicas para dirigir el tratamiento. Conseguirlo permitirá mejorar el pronóstico y el abanico de opciones de tratamiento, así como escoger el más indicado entendiendo mejor determinadas mutaciones en las células tumorales y el funcionamiento de les células del sistema inmunitario. "Este es el punto central: no sirve dar determinados tratamientos a gente que no se va a beneficiar de ellos y es crucial que aquellos que sí lo harán, los reciban", apuntó la Dra. Edurne Arriola, codirectora del encuentro, jefa de sección de cáncer de pulmón del Servicio de Oncología Médica del Hospital del Mar e investigadora del IMIM.

Los retos de la inmunoterapia

El gran reto del abordaje del cáncer es superar la resistencia al tratamiento de las células tumorales. Ni siquiera la inmunoterapia se libra. "Hasta el momento, las resistencias aparecen en una minoría de los casos, como mínimo en los casos de melanoma, y la gran mayoría de los pacientes que responden a la inmunoterapia lo hacen a largo plazo. El estudio de la resistencia adquirida es clave para que nos permita ir pensando en cómo prevenirla o si hay alguna vulnerabilidad nueva que permita pensar en cómo tratarla", explicó el Dr. Antoni Ribas, director del programa de inmunología tumoral en el Johsson Comprehensive Cancer Center y del Parker Institute for Cancer Immunotherapy Center en la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA).

En el campo de los últimos avances en la aplicación clínica de estos tratamientos, el Dr. Ernest Nadal, del Institut Català d'Oncologia e investigador del IDIBELL y la UB, presentó los buenos resultados de la inmunoterapia anti-PD-L1 en el control del cáncer de pulmón de célula pequeña, un tipo de tumor muy agresivo y con pocas opciones de tratamiento. Por su parte, la Dra. Mafalda Oliveira, especialista en cáncer de mama del Hospital Universitario Vall d'Hebron e investigadora del VHIO, indicó que en el caso del cáncer de mama HER2 positivo "la investigación ha permitido tratamientos dirigidos a eliminar las células tumorales que poseen una característica biológica determinada, como la positividad de la proteína HER2. Aunque no todas las pacientes se beneficien de este fármaco, vemos que el beneficio es extraordinario. Una de las piezas clave para la medicina de precisión que busca atacar dianas específicas y mejorar los resultados de la inmunoterapia es desarrollar biomarcadores predictivos de qué pacientes se pueden beneficiar".

En los casos de cáncer de hígado, los actuales tratamientos con inmunoterapia permiten mejorar la supervivencia de los pacientes más de seis meses en comparación con los abordajes estándar en tumores de origen vírico. "A corto plazo se tendrá que considerar con más precaución el uso de la inmunoterapia en pacientes con cáncer de hígado de origen no viral y valorar alternativas terapéuticas ya aprobadas", explicó el Dr. Josep Maria Llovet, director del programa de cáncer de hígado del Mount Sinai de Nueva York e investigador del IDIBAPS-Hospital Clínic. En todo caso, apuntó que "hay que buscar nuevas combinaciones de inmunoterapia para ofrecer una alternativa".

La Dra. Begoña Pérez, del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, explicó que este abordaje "es una nueva opción para el tratamiento inicial de pacientes con cáncer urotelial metastático. Este tipo de terapias consigue per primera vez resultados positivos como tratamiento en primera línea". En la misma línea, el Dr. Mariano Provencio, del Grupo Español de Cáncer de Pulmón y médico del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid, aseguró que "estamos hablando de volver curables tumores potencialmente y mayoritariamente letales, se abre la puerta a un cambio en el abordaje terapéutico a nivel global, que permitiría incrementar el número de pacientes que finalmente se pueden curar".

La importancia de los biomarcardores

"La identificación de los biomarcardores (que permiten detectar una enfermedad u obtener su pronóstico), ha sido una de las grandes revoluciones de la oncología en los últimos años y, gracias a la investigación, estamos identificando cada día más", explicó el Dr. Joan Albanell, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital del Mar y jefe del Programa de Investigación en Oncología del IMIM, que moderó la mesa sobre este ámbito. "Conectar y comparar miles y, pronto, millones de genomas es el factor que impulsará los descubrimientos médicos de la próxima década", aseguró.

Los biomarcadores en cáncer de mama centraron la ponencia de la Dra. Mar Albà, del Programa de Investigación en Informática Biomédica (GRIB) del IMIM y la UPF, en la cual destacó la creciente utilización de herramientas para analizar el genoma de los tumores para localizar las dianas terapéuticas más adecuadas. En este ámbito, "el estudio del ARN mensajero (molécula que permite al ADN fabricar proteínas) nos abre nuevas vías de tratamientos, pero el análisis de los transcriptomas (el conjunto de ARN mensajeros en una célula), que ya se aplica en la investigación, todavía no es habitual en el abordaje de los pacientes en los hospitales".

Así mismo, David Casadevall, de Savana Médica, expuso como la inteligencia artificial y el análisis de datos ayudan a predecir tanto la eficacia del tratamiento oncológico basado en la inmunoterapia como sus posibles efectos adversos, hecho que permitirá hacer una selección de la alternativa más adecuada. Y el Dr. Pedro Simões da Rocha se refirió a cómo la caracterización del microambiente tumoral revela diferentes fenotipos inmunológicos, observaciones de gran utilidad para generar diferentes biomarcadores predictivos y para crear nuevas y prometedoras expectativas de curación del cáncer. Y el investigador del Memorial Sloan Kettering Cancer Center, el Dr. Guillem Argilés, analizó la relación entre el microbioma humano y la inmunoterapia, situándolo como un posible biomarcador. "Un aspecto importante y clínicamente relevante es si la manipulación del microbioma intestinal podría hacer que pacientes que no responden a la inmunoterapia, respondan a ella", resaltó.

La investigadora del Dana-Farber Cancer Institute, Meredith Regan, habló de como comprender la supervivencia sin tratamiento en el cáncer, puede ser un criterio de valoración en la investigación clínica y puede ayudar a la caracterización de los efectos del tratamiento. Y el director del Barts Cancer Center del Regne Unit, Thomas Powles, se centró en la utilidad de la técnica de la biopsia líquida en cáncer de vejiga con invasión muscular para determinar su pronóstico. En los casos analizados, los pacientes que dieron positivo en esta prueba tenían un riesgo significativamente más alto de recaída. Por otra parte, el Dr. Manel Esteller, director del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, trató del papel de la epigenética (variaciones de las funciones de los genes) en la predicción del beneficio de la inmunoterepia. Su estudio abre la puerta a mejorar los tratamientos. "El microambiente que rodea el tumor es capital para entender la respuesta a la inmunoterapia", indicó.

Hacia una medicina personalizada

La última mesa del congreso, moderada por el Dr. Joaquín Arribas, director del IMIM, analizó el futuro de la inmunoterapia. En este sentido, se destacó la posibilidad de iniciar la respuesta del sistema inmunitario con vacunas terapéuticas, que ataquen al tumor cuando ya ha aparecido. En esta línea, la Dra. Leticia de Mattos, del IrsiCaixa del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, habló del trabajo para desarrollar una vacuna de este tipo basada en neoantígenos (proteínas anormales en las células tumorales que advierten que es cancerosa y que hay que destruirla). Y la Dra. Alena Gros, del VHIO, de otro abordaje, la utilización de los linfocitos infiltrantes de tumor. En este caso, se seleccionan los que reconocen el tumor para expandirlos, activarlos e inyectarlos de nuevo al paciente. "Es un tratamiento que ofrece una alternativa a pacientes que no tienen ninguna, una terapia personalizada, que se tiene que crear a medida de cada paciente y que no está a punto para aplicarse a gran escala", advirtió.

La Dra. Anna Bigas, investigadora IMIM y directora científica del CIBERONC, explicó los últimos avances en terapias con células CAR-T, basada en células del sistema inmunitario del paciente modificadas genéticamente para combatir el cáncer. En estos momentos, apuntó, "estamos cerca de conseguir una nueva generación de inmunoterapia celular con células CAR-T alogénicas (de donantes), basadas en células NK (linfocitos citolíticos naturales) y combinaciones con anticuerpos monoclonales y encimas potenciadoras que se abrirán paso a tratar muchos más tipos de tumores y otras enfermedades".

Por último, el Dr. Antonio Calles, del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, revisó los estudios más actuales de combinaciones de inmunoterapia con otros tratamientos, que resultan más efectivos, lo son para más pacientes y para más tipos de tumores. Y el Dr. Pedro Berraondo, del CIMA Universidad de Navarra, trató los últimos avances en la combinación de uno o diversos tratamientos inmuno-oncológicos, con resultados que mejoran la respuesta y evitan los efectos adversos.

Fuente: IMIM - Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques

https://www.imim.cat/noticias/833/el-futuro-de-la-inmunoterapia-en-el-congreso-optimizing-immunotherapy
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Dos investigadoras del IIS La Fe y del i...

by Instituto de Investigación Sanitaria La Fe

Las doctoras Sandra Monfort, del Instituto de Investigación Sanitaria...

Diapositiva de Fotos