Un nuevo estudio, realizado por investigadores de diferentes universidades estadounidenses, ha determinado que el apoyo social tiene un efecto protector en personas con alto riesgo genético a desarrollar trastornos por consumo de alcohol.

El trastorno por consumo de alcohol (a menudo conocido como alcoholismo), es una enfermedad multifactorial que afecta a la ingesta de bebidas alcohólicas. Por lo general, las personas afectadas por este tipo de trastorno tienen problemas para controlar el consumo de alcohol, incluso cuando esta sustancia les causa problemas, y presentan síntomas de abstinencia cuando dejan de consumir bebidas alcohólicas. Actualmente, se conocen ciertas variantes genéticas que predisponen a desarrollar un trastorno por consumo de alcohol, pero todavía se desconoce cómo los diferentes factores psicosociales atenúan o acentúan el efecto del riesgo genético en el desarrollo del alcoholismo.

El nuevo estudio, publicado el pasado mes de julio en la revista Journal of Abnormal Psychology, ha analizado cómo el apoyo social afecta al riesgo total de padecer alcoholismo en personas con alto riesgo genético a desarrollar trastornos por consumo de alcohol.

Las personas con alto riesgo genético para el alcoholismo, más propensas a buscar nuevas sensaciones

En el trabajo, los autores utilizaron los datos de más de 2800 adultos europeo-estadounidenses obtenidos del Estudio Colaborativo sobre Genética del Alcoholismo. El equipo de investigadores calculó el riesgo de los más de 2.800 individuos de sufrir un trastorno por consumo de alcohol a partir del valor de riesgo poligénico de cada uno de ellos. Estos valores son una estimación de la probabilidad de un individuo a desarrollar una enfermedad (en este caso, un trastorno por consumo de alcohol), en base a su composición genética.

“Los genes juegan un papel importante en el consumo de alcohol, y comprender cómo los genes se vinculan con comportamientos complejos e interactúan con el medio ambiente nos permite identificar a los objetivos formas de prevenir problemas o intervenir”, explica la Dra. Su, autora del estudio y profesora de Psicología en la Universidad Estatal de Arizona. “Los genes importan, pero no son nuestro destino”, aclara.

Tras obtener el riesgo genético a desarrollar un trastorno por consumo de alcohol para cada uno de los más de 2800 individuos, los autores examinaron los rasgos de personalidad de cada uno de ellos. El análisis reveló que los individuos con un alto riesgo genético son más propensos a buscar nuevas sensaciones que aquellos con menor riesgo genético.

“Este hallazgo nos brinda una posible vía para ayudar a las personas con riesgo genético a canalizar su predisposición de manera saludable. Saber que las personas con un riesgo genético más alto de abuso de alcohol también tienden a tener rasgos de personalidad que buscan sensaciones significa que podemos alentarlos a participar en actividades nuevas y divertidas como escalar rocas en lugar de beber”, indica la Dra. Su.

El apoyo social tiene un efecto protector en personas con alto riesgo genético

En el estudio, los investigadores analizaron cómo el apoyo social, tanto por parte de la familia como de los amigos, afecta al riesgo total de sufrir un trastorno por consumo de alcohol. Tal y como indican los autores del estudio, mantener relaciones de amistad fuertes reduce el riesgo total de sufrir alcoholismo en personas con alto riesgo genético y personalidades propensas a buscar nuevas sensaciones.

“El riesgo genético no influye en todos de la misma manera y puede verse afectado por nuestro entorno, como las relaciones sociales.”, explica la Dra. Su. “Algunas personas con predisposición genética al abuso de alcohol son más susceptibles a tener malas relaciones sociales. No obstante, el apoyo social también puede amortiguar el riesgo genético, reduciendo la probabilidad de malos resultados como el alcoholismo”, añade.

Los resultados del estudio mejoran la comprensión de los factores psicosociales que influyen en el riesgo total a sufrir un trastorno por consumo de alcohol. Además, ayudan a comprender cómo estos factores atenúan o acentúan el efecto del riesgo genético en el desarrollo del alcoholismo. Tal y como indican los autores en el estudio, los resultados señalan a la búsqueda de sensaciones y al apoyo social como potenciales dianas para evitar y/o intervenir el desarrollo de trastornos por consumo de alcohol en adultos con alto riesgo genético.

Artículo Original: Su J,et al. The associations between polygenic risk, sensation seeking, social support, and alcohol use in adulthood. J Abnorm Psychol. 2021 Jul;130(5):525-536. doi: http://dx.doi.org/10.1037/abn0000568

Fuente: Study: Social support reduces genetic risk factors that can lead to alcohol use problems. Arizona State University. https://news.asu.edu/20210910-solutions-study-social-support-reduces-genetic-risk-factors-can-lead-alcohol-use-problems

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Últimas Noticias

Tuneable reverse photochromes in the sol...

A new technique allows the design of solid materia...

La Unidad de Chequeos de la Clínica sup...

El estudio realizado sobre una muestra significati...

Destacadas

Entrevista con Dámaso Molero, director ...

by 3P Biopharmaceuticals

Dámaso Molero:" Creo que en Latinoamérica habrá negocio en el d...

Científicos españoles ‘ponen cara’...

by CNIO - Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas

​Investigadores del CNIO y el IRB Barcelona desvelan el funcionamien...

Diapositiva de Fotos